scorecardresearch

La primera ministra ciudadrealeña de la historia

H. L. M.
-

Isabel Rodríguez será la primera ciudadrealeña que se sienta en un Consejo de Ministros, donde no hay una persona nacida en la provincia desde la Segunda República. El último fue Cirilo del Río, ministro de Agricultura y luego de Obras Públicas

La primera ministra ciudadrealeña de la historia

Isabel Rodríguez será la primera ciudadrealeña que se sienta en un Consejo de Ministros desde el año 1935. Hasta entonces, en plena Segunda República, hay que remontarse para encontrar al último ministro ciudadrealeño, Cirilo del Río, nacido en Castellar de Santiago, y que fue responsable primero de la cartera de Agricultura y luego, de Obras Públicas y Comunicaciones.  Fue el artífice, por ejemplo, de que se protegieran las Lagunas de Ruidera como Sitio Natural de Interés Nacional.

El primero de los ministros ciudadrealeños de la historia es uno de los condes de Valdeparaíso, Juan Francisco de Gaona y Portocarrero, nacido en Almagro en 1696, y que fue ministro de Hacienda y de Estado con Fernando VI. De su periodo en el cargo queda el Palacio de su título y también que «por su influencia se trasladó la capital de la provincia a Almagro», recordaba en declaraciones a La Tribuna, en 2020, el catedrático de Historia por la UCLM José María Barreda. También solicitó en su periodo que hubiera un cuartel de caballería y una fábrica de paños en la ciudad encajera. 

El segundo por orden cronológico fue ministro durante unos meses solamente, en 1835, Diego Medrano y Treviño, nacido en Ciudad Real en 1784. «Es un personaje interesante que fue diputado, senador vitalicio, jefe político que era el equivalente a Gobernador Civil en Castellón, Jaén y Ciudad Real». Además estuvo represaliado por Fernando VII y estuvo bajo arresto domiciliario en casa de su hermano en la calle Caballeros durante nueve años. 

A él le sustiuiría, apenas un par de años después en el Consejo de Ministros Baldomero Espartero (Granátula de Calatrava, 1793). Llegó a presidir el Consejo de Ministros en tres periodos distintos: en 1837, de 1840 a 1841 y entre 1854 y 1856. Además, el Duque de la Victoria y príncipe de Vergara fue elegido, el 8 de marzo de 1841, regente único del Reino durante la minoría de edad de la futura Isabel II. También tuvo un paso fugaz por el entonces Ministerio de la Guerra, en dos periodos distintos, en los que no llegó a estar más de un mes al frente del Ministerio: de julio a agosto de 1837 y de diciembre de 1837 a enero de 1838.    

Otro ciudadrealeño que ascendió a Ministro, también de la Guerra, en 1917, fue Francisco Aguilera y Egea, el general Aguilera, nacido en Ciudad Real en 1857. «Había hecho una carrera militar muy exitosa combatiendo en Marruecos» tras lo que fue elevado a un Ministerio con un enfrentamiento permanente con Primo de Rivera.

El último nombre es Del Río, nacido en Castellar, en 1892, que fue ministro de Agricultura, en 1933, y después de Obras Públicas y Comunicaciones, en 1935. «Había hecho carrera en la provincia donde ejerció de abogado, fue diputado provincial y presidente de la Diputación», recorda Barreda en 2020, con motivo de la composición del Ejecutivo de Pedro Sánchez.  

Más allá de estos nombres, Barreda señalaba entonces que ha habido secretarios de Estado que han sido ciudadrealeños, entre los que se encuentra Manuel Marín, el máximo exponente político que ha salido de Ciudad Real, al ser presidente de la Comisión Europea.