Una bendición de San Antón al vuelo

HIlario L. Muñoz
-
Una bendición de San Antón al vuelo - Foto: Pablo Lorente

La amenaza de lluvia provoca que la tradicional visita de las mascotas al santo sea algo más rápida que otros años con victoria de unas gallinas holandesas como el animal más curioso

Las gallinas moñudas holandesas y de raza Orpington de Bárbara Rodríguez fueron elegidas ayer como el animal más curioso de los cientos que se acercaron por la plaza de Santiago a cumplir con la tradición de ser bendecidos por San Antón. Una bendición algo más rápida de lo habitual, ante la amenaza de lluvia, pero que volvió a congregar a dueños de perros, gatos, tortugas, peces e incluso de algún peluche cuidado como si fuera una mascota más. «Ha sido una celebración de San Antón muy buena en general», comentó el presidente de la hermandad, Ángel Patiño, quien recordó que «hay años que se superan en cantidad pero este año han venido animales no tan vistos». Los tradicionales y los extraordinarios se llevaron una estampita como recuerdo de la bendición.
La ganadora tiene un proyecto llamado La Gallina feliz, en el que trabaja con niños para mostrar el nacimiento de gallinas. Los huevos fueron un regalo pero no sabía que eran de estas gallinas. «Es la primera vez en San Antón con gallinas, había venido con perros y con gatos. He venido a ver si trae buena suerte y tienen una larga vida», explicó. 
Mientras, Antonio Manuel Saucedo fue otro de los dueños que trajeron animales exóticos, en su caso reptiles como una rana arbórea y otra africana de patas rojas, que son unas más en una clase del colegio Marianistas de Ciudad Real. Saucedo ha añadido al trabajo en clase de cuidados a las mascotas con iniciar desde cero un acuario para los animales y educar en respeto. 
Esther y Adela Carricondo son las dueñas de un faisán dorado de la India y que es su mascota desde hace años, otra de las atracciones en la plaza de Santiago. «Es nuestra mascota, vive en casa le damos de comer encima de la mesa dormimos con él en la cama. Puede volar pero prefiere estar con nosotras», explicaron sobre Pichu que es como le llaman.

Una bendición de San Antón al vuelo Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo - Foto: Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo - Foto: Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo - Foto: Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo - Foto: Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo - Foto: Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo - Foto: Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo - Foto: Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo - Foto: Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo - Foto: Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo - Foto: Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo Pablo Lorente
Una bendición de San Antón al vuelo - Foto: Pablo Lorente