Las Tablas reabrirá al público con 280 hectáreas inundadas

A. Criado
-

El Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel reabrirá al público en breve con 280 hectáreas inundadas y un aforo máximo de 25 a 30 coches

Las Tablas reabrirá al público con 280 hectáreas inundadas - Foto: Rueda Villaverde

El Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel volverá a recibir visitantes en los próximos días. Reabrirá al público en el marco de la fase 2 de la desescalada con alrededor de 280 hectáreas encharcadas y la implantación de una serie de medidas para garantizar la seguridad de trabajadores y turistas. Así lo confirma a La Tribuna el director del humedal manchego, Carlos Ruiz de la Hermosa, que está a la espera de que las administraciones central y autonómica (la gestión de este espacio protegido es mixta) autoricen oficialmente la reapertura. Las Tablas ha iniciado el mes de junio con unas 280 hectáreas de superficie encharcadas, el 15% del total. A finales de abril, la Comisión Mixta de Gestión de los Parques Nacionales de Castilla-La Mancha decidió paralizar los bombeos procedentes de la batería de pozos de emergencia para garantizar su inundación y evitar el incendio de turbas, como ocurrió hace una década cuando se vivió otra etapa prolongada de sequía como la actual. Ruiz de la Hermosa explica que el parque llegó a alcanzar un pico de 310-315 hectáreas encharcadas con esta medida de urgencia contemplada en el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG). Se puso en marcha a mediados de marzo, una vez que quedó descartada la opción de trasvasar agua desde la cabecera del Tajo, tal y como solicitó el Patronato de Las Tablas de Daimiel. El objetivo ahora es superar el periodo estival y llegar al 1 de octubre con al menos 50 hectáreas inundadas en la zona del cauce del río Guadiana que hay dentro del humedal, una cantidad suficiente para evitar los temidos incendios de turbas. «Y luego a ver qué depara el nuevo año hidrológico en cuanto a las precipitaciones y las decisiones que se adoptan», apostilla el director. Los técnicos del parque han estado trabajando en las últimas semanas en la implantación de medidas para una reapertura al público segura, que tendrá lugar «en cuestión de poco tiempo, de días u horas». Uno de los aspectos a controlar será el aforo, que en los espacios naturales se reduce a un 20% del total en la actual fase de desescalada. En este sentido, en base a un informe elaborado por la dirección, el parque sólo podrá recibir a 25-30 coches como máximo a la vez.

Evitar aglomeraciones. Carlos Ruiz de la Hermosa aboga por la «prudencia» y hace un llamamiento a la ciudadanía para que realice visitas al parque de manera escalonada, «para evitar cualquier tipo de aglomeración». Recuerda que los itinerarios de Las Tablas están limitados por unas pasarelas de madera que no son demasiado anchas. Además del control del aforo y de la «lógica» distancia que hay que mantener entre personas, se han implantado otras medidas para garantizar la seguridad tanto de los turistas como de los propios trabajadores. Debido a las altas temperaturas que se registran en la provincia, el periodo estival no suele ser el más propicio para visitar Las Tablas de Daimiel. Sin embargo, su director hace hincapié en que durante el verano también se puede pasar «un rato agradable» visitando el humedal cuando el termómetro da un cierto respiro, «a primera hora de la mañana o última hora de la tarde». Lo que parece seguro es que el parque ciudadrealeño volverá a perder visitantes por segundo año consecutivo (Sanidad no permite la movilidad entre distintas comunidades autónomas hasta superar la fase 3). Tras rozar casi las 200.000 visitas en 2018, Las Tablas sufrió el pasado ejercicio un importante descenso debido a la grave situación de sequía que atraviesa. Pasaron por el humedal alrededor de 150.000 visitantes, casi 40.000 menos.
 



Las más vistas