scorecardresearch

Rouco asegura que no se van a poder cubrir los juzgados

Pilar Muñoz
-

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha expone el déficit histórico de personal y reclama un juzgado más de Penal y otro para Social. Además, considera que hay que reforzar Puertollano y Tomelloso

Vicente Rouco, presidente del TSJ de Castilla-La Mancha - Foto: Rueda Villaverde

«Si no se convocan oposiciones, los jueces y magistrados que estamos no vamos a poder cubrir los juzgados creados». Así se refiere el presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla-La Mancha, Vicente Rouco, a la falta de jueces porque no se convoca el número suficiente de plazas para cubrir las bajas por jubilación, enfermedad o circunstancias relacionadas con la conciliación laboral y familiar.

A modo de ejemplo, refiere en declaraciones a La Tribuna que «antes, el permiso por paternidad era de un día y ahora son 16 semanas. Un compañero te podía sustituir cuando se trataba de un día, pero ahora es imposible y por eso es necesario contar con un número suficiente de plazas para cubrir las bajas por jubilación y otras eventualidades», remarca Rouco, tras indicar que es uno de los asuntos que se abordó en la reciente reunión de los presidentes y presidentas de los Tribunales de Justicia de España celebrada en Vigo.

El insuficiente número de jueces es el tema que expuso Rouco en este encuentro, en el que se llamó la atención sobre el problema que acarrea la falta de jueces y magistrados. Ello da lugar a un problema de interinidad. La justicia impartida por jueces no profesionales y sustitutos debería ser «excepcional y puntual» y, en cambio, «es un problema que se está cronificando y eso no puede ser, cuando me consta que hay personas que tienen vocación de ser juez». Urge, por tanto, a convocar las plazas suficientes, reitera el presidente del TSJ de Castilla-La Mancha, tras subrayar que no es un capricho: «Es una necesidad para hacer frente al trabajo y para homologarnos a Europa».

En Castilla-La Mancha el déficit es histórico y apremiante ampliar la plantilla. También serían necesarios más jueces de adscripción territorial, dos como mínimo en Ciudad Real para hacer frente a todo tipo de sustituciones. «Vamos a ver qué se puede conseguir, pero me temo que de las más de 70 plazas previstas van a ser solo dos para Castilla-La Mancha». Aun así, no lo descarta porque va a seguir reclamando el número de jueces que se necesitan. En Ciudad Real hay que aumentar el número en la Audiencia, así como un juzgado más de Penal y otro de Social, entre otras necesidades.

Otras cuestiones que abordaron en la reunión fueron las relativas a la oficina judicial, el expediente judicial electrónico o el teletrabajo. El éxito de la informatización pasa ineludiblemente por la dotación de medios materiales adecuados.

También se trató el fortalecimiento del autogobierno judicial para que puedan hacer su trabajo en la presidencia de los TSJ, porque aparte de la estructura de funcionarios, «necesitaríamos gabinetes de apoyo porque en el trabajo de gobierno judicial no damos abasto».

En cuanto al octavo Juzgado de Ciudad Real, el presidente Rouco confirma que entrará en funcionamiento a finales de año. «Lo que pasa es que serán siete juzgados, porque el cuatro pasa a ser exclusivo de Mercantil, como ocurre en Toledo o Albacete». 

Elección de los miembros del Poder Judicial. El presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla-La Mancha, Vicente Rouco, habla sin tapujos de la lamentable situación por la no renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y afirma que «si el modelo actual no funciona habrá que cambiarlo y que sean los jueces quienes elijan a los miembros del órgano de gobierno». Además, «es una exigencia de Europa». Se trata de «reforzar la independencia del Consejo General del Poder Judicial».  La limitación de las competencias del Poder Judicial por imposición de la Ley Orgánica «ha supuesto la privación de competencias constitucionalmente legítimas».

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha saca la cara por todos sus compañeros, defiende su imparcialidad a hora de impartir justicia y remarca que "no vale decir que somos imparciales, tenemos que estar revestidos de las garantías de esa imparcialidad" ahora en el punto de mira por la no renovación del Poder Judicial. A este respecto, Rouco apunta que la mayoría de los jueces entienden que han de ser ellos quienes a los miembros de su órgano de gobierno, el Consejo General del Poder Judicial.

La audiencia del Rey. El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha destaca la "alegría" de poder reunirse con los compañeros y compañeras de otros tribunales de justicia en Vigo tras dos años de terrible pandemia. Del mismo modo, resalta la audiencia que les concedió el Rey Felipe VI en su visita a Vigo para inaugurar la Ciudad de la Justicia. La primera vez que el Monarca ha inaugurado una Ciudad de la Justicia fue el Albacete tras la petición de Rouco. De este modo, añade el presidente del TSJ de Castilla-La Mancha el Rey no sólo tiene la imagen de los solemnes actos en el Supremo, la apertura del Año Judicial o la entrega de despachos a nuevos jueces en Cataluña. El presidente del Alto Tribunal de Castilla-La  Mancha agradeció la audiencia que Felipe VI les concedió y subraya el interés del monarca por cuanto acontece en España y que está al corriente de absolutamente todo, incluida la Administración de Justicia. En la audiencia dio muestras de su preparación, prudencia y neutralidad.