El Robledo se adhiere a la Carta Europea de Cabañeros

Ana Pobes
-

La alcaldesa del municipio, situado a unos 20 kilómetros del parque, explica que la idea «es atraer al turista con una promoción conjunta». Se ha unido también Navahermosa, en Toledo

El Robledo se adhiere a la Carta Europea de Cabañeros - Foto: Rueda Villaverde

Por el Parque Nacional de Cabañeros, situado entre las provincias de Ciudad Real y Toledo, pasan al año más de 100.000 personas, lo que significa no solo un importante revulsivo turístico para la zona sino también económico. Por ello, no es de extrañar que municipios cercanos al parque como es el caso de El Robledo, situado a escasos 20 kilómetros de Cabañeros, quieran beneficiarse de la riqueza que entraña este paraje único de casi 41.000 hectáreas.
Con ese objetivo, el Ayuntamiento se ha adherido a la Carta Europea de Turismo Sostenible del parque, documento que establece los principios del turismo sostenible en este tipo de espacios y cómo se pueden aplicar en el territorio. Junto al Ayuntamiento de El Robledo se ha unido también a la Carta Europea Sostenible de Turismo el Consistorio de Navahermosa, en la provincia de Toledo, y próximo también al parque.  En la actualidad son seis los municipios que conforman el Parque Nacional de Cabañeros: Alcoba de los Montes, Horcajo de los Montes, Navas de Estena y Retuerta del Bullaque, en la provincia de Ciudad Real, y las localidades toledanas de Hontanar y Los Navalucillos. Localidades todas ellas adheridas ya a la Carta Europea de Desarrollo Sostenible.
La alcaldesa de El Robledo, Elena Tamurejo, en declaraciones a La Tribuna, explica que «Cabañeros es un sector que tira mucho de la zona» y la finalidad de la adhesión es «llevar a cabo una estrategia de desarrollo turístico sostenible en toda la zona». En El Robledo, continúa explicando, hay muchas casas rurales, y de momento el turismo funciona bastante bien, pero hay que pensar en el futuro, sobre todo en las zonas rurales abocadas a la despoblación, por lo que «una manera de atraer también al turista es través de una promoción conjunta para que se conozca el entorno de Cabañeros como es, por ejemplo, El Robledo», argumenta. En este sentido, aboga por «remar todos en la misma dirección a nivel promocional», pues señala que la Carta Europea es un foro en el que forma parte la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, la Diputación o el Grupo de Desarrollo Entreparques y que «en conjunto desarrollan una estrategia de turismo de la zona a través de la sostenibilidad y de acciones comunes como actividades formativas». Por ello, «contar con esta acreditación ya tiene una repercusión positiva en el turismo. Es un paso más en mantener ese turismo actual». A la Carta Europea se pueden adherir también establecimientos y empresas de forma individual.
Ambos ayuntamientos, comenta Tamurejo, están ya adheridos al documento desde el pasado mes de octubre, cuando se solicitó la adhesión, aunque «será en los próximos cinco años cuando una auditoría verifique si dichos consistorios han cumplido con la estrategia común diseñada».      
La Carta Europea de Turismo Sostenible (CETS) es una acreditación de ámbito europeo a los espacios naturales protegidos que han demostrado su compromiso práctico con el turismo sostenible trabajando en equipo, elaborando y ejecutando una estrategia turística y un plan de acción adaptados a las particularidades del territorio, con el objetivo de mejorar la viabilidad ambiental, social y económica del turismo. La CETS no es sólo un sello de calidad sino también un método de trabajo, una herramienta de planificación, un compromiso concreto de los gestores de Espacios Naturales Protegidos, empresas turísticas y operadores turísticos, un proceso de evaluación y una marca europea de excelencia en desarrollo turístico sostenible.
En enero de 2009, el Parque Nacional de Cabañeros envió a la Federación Europarc el dossier de candidatura para la obtención de la Carta Europea de Turismo Sostenible. El dossier, que entre otros documentos incluía una Estrategia y un Plan de Acción de Turismo Sostenible consensuado con los distintos actores relacionados con el turismo en el parque y su entorno, fue aceptado, y un auditor realizó la verificación correspondiente en el territorio. El 26 de agosto de 2009, el Parque Nacional de Cabañeros recibió de manera oficial el certificado de adhesión.