La AUGC rechaza la equiparación salarial lineal

Pilar Muñoz
-

La Asociación Unificada de Guardias Civiles asegura que le sorprende que un «anuncio viejo» se haya hecho coincidir esta semana con el cese de Pérez de los Cobos

Fotografía de archivo de dos guardias civiles de Tráfico. - Foto: Rueda Villaverde

La noticia del Gobierno respecto a ejecutar el pago del tercer y último tramo del proceso de equiparación salarial de los miembros de la Policía Nacional y la Guardia Civil con las policías autonómicas ha sorprendido y no precisamente por «novedosa» ni «justa» y «llega tarde» y, para muchos, es para aplacar los ánimos caldeados en la Guardia Civil por el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos a resultas quizás de un informe sobre la manifestación del 8-M enviado al  juzgado, la renuncia del número 2 del Instituto Armado, Laurentino Ceña, y la marcha del general Fernando Santafé tras el nombramiento de Pablo Salas al considerar que no se ha respetado la antigüedad en el relevo de Ceña.  
Las asociaciones de guardias civiles han expresado su «malestar» por la situación y porque se puede dañar el prestigio de la Guardia Civil. Tampoco están muy de acuerdo con el reparto para esta equiparación salarial. El Consejo de Ministros aprobó el martes que Interior ejecuté el pago del tercer y último tramo del proceso de equiparación salarial de la Policía Nacional y la Guardia Civil con las policías autonómicas, lo supone el desbloqueo de una partida de 247 millones para el aumento de las nóminas de los integrantes de ambos cuerpos. La medida llega con cinco meses de retraso respecto a los plazos acordados en 2018.
De ahí que para la Asociación Unificada de Guardias Civiles  (AUGC) esta noticia no sea novedosa como parece que quieren transmitir, sino el obligado cumplimiento de la Resolución de 19 de marzo de 2018 de la Secretaría de Estado de Seguridad a raíz del acuerdo suscrito siete días antes entre el Ministerio del Interior y sindicatos de Policía Nacional y Asociaciones Profesionales de la Guardia Civil para alcanzar la equiparación salarial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con los cuerpos policiales autonómicos que desarrollan funciones similares. Se establecía así un proceso de equiparación gradual en tres ejercicios (2018, 2019 y 2020), con unos importes globales anuales destinados a ser aplicados en los conceptos retributivos.
El secretario general de la Asociación Unificada de Guardias Civiles, Ildefonso Gallardo, indica que el pasado 11 de marzo se reunió en la Dirección General de la Guardia Civil la Comisión Técnica de Seguimiento del acuerdo de equiparación salarial con la asistencia de la directora general, María Gamez. La AUGC y el resto de asociaciones «mostraron su posición inamovible» de que el reparto fue del 59% para la Guardia Civil y el 41% para la Policía Nacional como recogía el acuerdo en base al desigual número de agentes que componen cada uno de los cuerpos y además para que se recuperara la parte detraída en el segundo tramo (4,7 millones) a los guardias civiles en favor de los policías nacionales.
Tras ello, de manera somera, la Dirección General de la Guardia Civil presentó su propuesta de reparto del tercer tramo en la que «apreciamos mucha preocupación por parte de la cúpula del Cuerpo en aumentar las retribuciones de las escalas de mandos, que ya superan en retribuciones a sus homólogos en los Mossos d´Esquadra, y poco interés por la dignificación económica de la escala de cabos y guardias». Una posición muy alejada para llegar a un acuerdo con AUGC y el resto de asociaciones respecto al reparto del tercer tramo», explican desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles, que se opone de manera rotunda al considerar que la misma ha sido decidida de maneral «unilateral» por la Dirección General.
Gallardo remarca que la AUGC considera que el reparto del tercer tramo no puede ser lineal y que el criterio más objetivo es el que señaló la consultora contratada para tal efecto, Ernst & Young, en agosto de 2019 y de igual manera mantienen una «postura inamovible» en cuanto a que la productividad procedente de la equiparación favorezca al personal destinado en funciones operativas.
De ahí que, a la mayor brevedad posible, la AUGC, en unidad de acción con el resto de asociaciones profesionales del Instituto Armado, presentará en la Dirección General de la Guardia Civil sus propuestas para la aplicación del tercer tramo de la equiparación salarial basadas en tres puntos:  reparto proporcional entre Guardia Civil y Policía Nacional, la cuantía de equiparación que se debe percibir por medio de la productividad y la regulación de los Complementos Específicos Singulares (CES), resaltando que la aplicación de este acuerdo «debe realizarse puesto a puesto de trabajo, de lo contrario no sería equiparación, sino una subida salarial lineal, lo que dejaría beneficiados y perjudicados».