scorecardresearch

El año de la 'vacuna', la 'fajana' y las famosas 'variantes'

EFE
-

La Fundéu elige la palabra con mayor repercusión de 2021 entre una docena de términos relacionados con la pandemia y el clima

El año de la 'vacuna', la 'fajana' y las famosas 'variantes'

Si 2020 fue el año del coronavirus, este año es indiscutiblemente el del volcán de La Palma, además del de la pandemia, por segundo ejercicio consecutivo. Por eso, las candidatas a palabra del año 2021 de la Fundación del Español Urgente (FundéuRAE) están íntimamente relacionadas con esos dos temas. Vacuna, Fajana, Variante y Desabastecimiento son cuatro de las 12 aspirantes a este reconocimiento lingüístico que el año pasado recayó en la voz Confinamiento, y que se dará a conocer el próximo 29 de diciembre.

La COVID-19, las consecuencias derivadas de la pandemia y el medioambiente son los tres temas que más aspirantes acumulan este año para hacerse con el título.

Esta es la novena ocasión en que la FundéuRAE, fundación promovida por la Agencia EFE y la Real Academia Española, elige su palabra del año. Las candidatas han sido seleccionadas por su especial repercusión en los medios de comunicación y en el debate social. Igualmente, todas tienen interés desde el punto de vista lingüístico, ya sea por su formación, por su significado o por las dudas que han generado entre los hablantes.

La primera palabra del año para la Fundación fue Escrache, en 2013, a la que siguieron Selfi (2014), Refugiado (2015), Populismo (2016), Aporofobia (2017), Microplástico (2018), Los emojis (2019) y Confinamiento (2020).

Además de Vacuna, Fajana, Variante y Desabastecimiento, la FundéuRAE propone otros vocablos también relacionados con la pandemia, como Negacionista o Cámper, aunque este último término se asocie más a una emergente forma de hacer turismo, en la que se acampa y se evita aglomeraciones, precisamente para eludir el contacto y prevenir el contagio del virus.

En el supuesto de Negacionista, se trata de un concepto que figura en el Diccionario desde 2016 y que comenzó a usarse para referirse a quienes negaban hechos históricos, como el Holocausto, o científicos, como el cambio climático. El inicio de la pandemia reavivó el uso de esta palabra para designar a quienes no creen en la existencia del virus y, en consecuencia, rechazan la utilidad de las vacunas. Otras de las palabras seleccionadas y relacionadas con el cambio climático son Ecoansiedad y Carboneutralidad, situación en la que la cantidad de dióxido de carbono que se emite a la atmósfera y la que se retira por otras vías es la misma.

Pero también pugnan por tan preciado galardón términos económicos, informáticos o geopolíticos,  como sucede con Criptomoneda, Megavatio, Talibán o Metaverso, que es aquello que describe una representación de la realidad llevada a cabo mediante realidad virtual.