scorecardresearch

Repsol crea 6.000 toneladas de aceite reciclado para aviones

Ana Pobes
-

El director del complejo industrial, Arsenio Salvador, señala que es un ejemplo de economía circular y recuerda que en 2023 funcionará la planta de reciclaje de espuma de poliuretano

Repsol crea 6.000 toneladas de aceite reciclado para aviones - Foto: Tomás Fernández de Moya

Puertollano volvió ayer a ser el epicentro de la transformación energética bajo la celebración, ayer y hoy, de las jornadas 'El reto de la Transición energética en las empresas de Castilla-La Mancha'. Organizadas por la Fundación Repsol, la Confederación regional de Empresarios de Castilla-La Mancha y el Consejo de Cámaras Oficiales de Comercio, Industria y Servicios de Castilla-La Mancha analizarán la hoja de ruta de las empresas en materia de sostenibilidad, así como el futuro en el ámbito de la economía circular, la generación renovable, el papel del hidrógeno y el rol que jugará la digitalización en el proceso de descarbonización.

Y en esto, el complejo industrial de Repsol Puertollano juega un importante papel marcando nuevos hito en la descarbonización. Así, por ejemplo, la planta ha logrado fabricar diésel renovable transformando residuos con los que la sociedad convive a diario. Se trata, concretamente, del aceite de cocina usado y el complejo ha logrado procesar 6.000 toneladas de este residuo líquido para convertirlas en materia prima para la fabricación de hidrobiodiésel destinado a la aviación.

Sin duda, señaló el director de Repsol Puertollano, Arsenio Salvador, un claro ejemplo de economía circular. Pero no es el único, sentenció. Fiel reflejo de ello es que la compañía lanzó en 2019 el proyecto Reciclex, a través del cual se produce una gama de productos a través del reciclado de plásticos y que cada vez está cobrando más importancia, pues en el año 2020 se produjeron mil toneladas, el año pasado se llegó a las 1.500 toneladas y se espera despedir 2022 con la producción de 4.000 toneladas. Diferentes iniciativas, dijo, que «demuestran que el complejo ha estado en constante transformación industrial desde su creación en el año 1952, aunque la compañía seguirá trabajando en esa línea con otros muchos proyectos que están encima de la mesa y que pronto verán la luz, como es el caso de la planta de reciclaje de espuma de poliuretano y que se prevé poner en marcha en el primer trimestre de 2023. «Será la primera planta de este tipo en España en la que se producirá hasta 2.000 toneladas de colchones reciclados para darles una segunda vida», apuntó.

Repsol crea 6.000 toneladas de aceite reciclado para avionesRepsol crea 6.000 toneladas de aceite reciclado para aviones - Foto: Tomás Fernández de MoyaPero para que las empresas caminen hacia esa transición es importante contar con la ayuda y la colaboración de la Administración. Con ese objetivo, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha puesto encima de la mesa diez millones de euros en incentivos para que empresas, particulares y administraciones puedan acelerar su transición energética. Así lo manifestó el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, quien animó a solicitar estas ayudas hasta el 31 de diciembre de 2023, fecha en la que finaliza el plazo.

El titular de Desarrollo Sostenible declaró que Castilla-La Mancha ha instalado en los últimos años 3.500 megavatios de potencia de energía renovable, que ha supuesto la inversión de 2.000 millones de euros y la creación de más de 10.000 puestos de trabajo, por lo que esto demuestra que «invertir en transición energética es una inversión rentable», argumentó al tiempo en que insistió en que el objetivo del Ejecutivo autonómico es ofrecer «un nuevo modelo energético más racional, eficiente y sostenible, en el que las empresas juegan un papel esencial».

Las empresas, prosiguió Escudero, son esenciales e imprescindibles para afrontar «los retos» de emergencia climática, de reducción de emisiones y para ser capaces de «dar una respuesta de soberanía energética al desafío de la guerra de Ucrania y no tener dependencia del gas y combustibles fósiles». Opinión que compartió también el presidente de Fecir, Carlos Marín, quien señaló que eventos como estas jornadas son «esenciales» para arrojar luz al sector empresarial de la importancia de la sostenibilidad y la economía circular.

A las jornadas asistió también el alcalde de Puertollano, Adolfo Muñiz, quien apostó por un modelo productivo en el que «la innovación, la tecnología y el conocimiento sean los factores de desarrollo y crecimiento». Asimismo, Muñiz apuntó que la ciudad pone el foco en la atracción de importantes inversiones que «harán de Puertollano un referente de la economía circular en España».