A la URSS con amor

D. F.
-

Entrevista a la escritora Mariola Díaz-Cano Arévalo

A la URSS con amor

La solanera Mariola Díaz Cano, reside en Aranjuez (Madrid), desde donde ejerce de traductora y correctora, además de escribir novelas. Su primera publicación fue Marie y se adentra en la segunda parte de una trilogía situada en la Unión Soviética durante la II Guerra Mundial, titulada Los lobos y la estrella, mientras que la nueva entrega es El río y la tierra.
¿Sorprende que su enfoque de la II Guerra Mundial le lleve a centrarse en un personaje del mundo soviético, ¿qué le llevo a fijarse en ello?
Me gusta mucho la época de la II Guerra Mundial. Siempre me llamó la atención la historia de Rusia y sobre todo en esa época. Me planteé hacer una novela histórica ambientada allí. Conforme me vino la idea me vino la imagen de alguien con uniforme y en un ambiente con frío y nieve. Me puse a investigar sobre esa idea y descubrí la historia de un soldado soviético que en una serie de circunstancias tuvo un consejo de guerra en el que el jurado no lo tenía muy claro, y que el consiguió ser convincente, salió inocente.
¿Cómo es ese personaje de su novela?
El protagonista se llama Nicolai, es fotógrafo y a la vez está dotado de una memoria fotográfica, con lo que lo recuerda todo. Eso es algo que le trae ventajas por un lado e inconvenientes por otro. Tiene una hija pequeñita y la historia comienza cuando ya ha empezado la guerra, durante la ocupación alemana y él ha ido a buscarla. A partir de ahí conoce a muchos más personajes. Hasta que llega a Moscú con dos mujeres que viajan con él, tiene una historia de amor con una de ellas, pero tienen que huir de la ciudad.
Esta segunda parte es la continuación una vez que han escapado de la capital rusa. Ahora es un viaje a través de Rusia, perseguidos, acaban llegando al Mar Caspio y a Turquía, donde les están esperando. Es una aventura con una historia de amor entre los personajes.
¿Qué le llama la atención de la novela histórica?
Este es proyecto también de género negro. Lo que sí tiene del género histórico es que está ambientado en el pasado. A mí, como narradora, me interesa más el presente y el futuro. No es algo que me importe que se presente como novela histórica. Como escritora toco varios géneros, novela romántica, de misterio, un poco  de todo.
Hacer una novela de otra época requiere un proceso de documentación, ¿en una obra sobre la Unión Soviética de los años 40, cómo resolvió esa necesidad?
Estuve leyendo libros, tomé de base una novela de viajes. También estuve pendiente de cómo eran los personajes en esa época. Me documenté bastante sobre cómo fue la II Guerra Mundial en el frente del Este. Fue un poco refrescar lo que ya sabía y ver aquello que te interesa para reflejar ese momento concreto, en los años del 44 al 45 en los que la guerra ya se había alejado. Tampoco es un libro que se vean batallas ni nada de ese tipo.
¿Tiene nuevos proyectos?
Sí, cuando acabe esta trilogía tengo previsto hacer una serie de cuentos. Pero es un proyecto que irá saliendo poco a poco.