Un ciclón manchego en apoyo a Mozambique

LT
-
Un ciclón manchego en apoyo a mozambique

La organización Calma Cooperación Alternativa reconstruye un centro de acogida dirigido a jóvenes adolescentes huérfanas tras el temporal que azotó en marzo el sudeste de África

Un desastre natural sin precedentes en el continente africano es la definición que la ONU ha hecho del devastador paso del ciclón Idai por los países africanos de Zimbaue, Malaui y, sobre todo, Mozambique, el pasado mes de marzo. Precisamente, la ex colonia portuguesa es el país más afectado, arrasando infraestructuras e inundando poblaciones enteras. Tras esta catástrofe, la ONG Cooperación Alternativa Manchega (Calma) ha puesto en marcha un plan de respuesta inmediata para atender a las personas afectadas por la catástrofe humanitaria. «La idea es suministrar de forma urgente agua potable y alimentos, así como distribuir material de refugio y ropa de abrigo para garantizar unas condiciones de saneamiento e higiene básicas que permitan prevenir uno de los mayores riesgos sanitarios a los que se enfrenta la población, como son los brotes de cólera, malaria y disentería», explicó Valentín Bastante, presidente de la ONG. 
Para llegar lograrlo, desde la organización se pusieron en contacto con el Ayuntamiento de Ciudad Real para presentarles un proyecto muy concreto: el arreglo y puesta en funcionamiento de nuevo del Centro de Acogida Nuestra Señora de la Paz, dirigido a jóvenes adolescentes huérfanas en el barrio Macurungo de la ciudad de Beira, provincia de Sofala. Se trata de un centro que se dedica a atender las necesidades básicas de estas mujeres y también de las familias del barrio y que ha visto peligrar su labor tras el azote del ciclón. Así, y gracias al aopyo del Ayuntamiento ciudadrealeño que concede subvenciones por razones de urgencia humanitaria, el pasado 20 de mayo, la Junta de Gobierno Local dispuso la concesión directa de 5.000 euros a la ONGD Cooperación Alternativa Manchega para apoyar su labor de ayuda a los damnificados por las lluvias torrenciales que devastaron la zona el pasado mes de marzo. 
campaña y cooperantes. «La gente lo que necesita es electricidad, agua, comida y un techo, además de medicinas para evitar la propagación de enfermedades, para que mejore su situación y puedan, simplemente, proseguir con sus vidas», apuntó el presidente de Calma, «por lo que este proyecto es sólo el principio de la intervención en la zona, ya que nuestra idea es continuar enviando dinero para suministrar bienes básicos y mejorar los servicios sanitarios». La cuenta en la que Calma recibe donativos para esta y otras intervenciones solidarias está en el BBVA ES 21 0182 0390 5002 0164 5996.
Además esta ong está organizando el envío de diez voluntarios este verano a este país africano para seguir trabajando en varios proyectos que vienen financiando los ayuntamientos de Ciudad Real y Miguelturra y la Diputación Provincial de Ciudad Real y que son un Proyecto Nutricional para niños, un centro de salud, uno de agua y unas microempresas familiares.