scorecardresearch

Viajes solidarios frustados al Sáhara

M. Lillo
-

La pandemia impide de nuevo que los alumnos de Educación realicen prácticas en Tinduf o que la federación participe en 'Vacaciones en paz'

Viajes solidarios frustados al Sáhara

La solidaridad con la tradicionalmente abraza la provincia de Ciudad Real al pueblo saharaui no se podrá plasmar este año tampoco a través del viaje que realizaban los alumnos de la Facultad de Educación. Por «cuestiones sanitarias» han decidido no poner rumbo a los campamentos de Tinduf, por lo que no será posible recuperar aún este emblemático programa de prácticas que hacía que cada curso viajaran un centenar de estudiantes a esta zona. 

El decano de la Facultad de Educación, Pedro Victorio Salido, explicó a este diario que con la pandemia no sabían si iba a ser posible desarrollarlo. «Se valoró desde el decanato con los integrantes de la Asociación Educativa para el Sáhara 'Mualim', contábamos con el apoyo de la Diputación y estaba todo organizado para poder ir, pero no ha sido posible», dijo. 

Afirmó que es una decisión «muy dolorosa» que se suma a las ocasiones anteriores en las que no ha sido posible, ya que el último viaje de los alumnos fue en el curso 2019-2020. Sin embargo, afirmó que la solidaridad con el Sáhara no cesa y que por ello actualmente están desarrollando una campaña de recogida de materiales.

Lo que tampoco será posible este año es la participación de la Federación Provincial de Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui en el programa 'Vacaciones en paz', para traer a niños en verano y que no tengan que soportar las altas temperaturas del desierto. «Las circunstancias no están para participar en 'Vacaciones en paz'», dijo su presidente, Silvestre del Río, refiriéndose al hecho de que más del 80% de la población del Sáhara no está vacunada, así como a la situación que ha traído la guerra de Ucrania o a la pérdida del poder adquisitivo de las familias con la subida de precios. Lo que sí subrayó, al igual que Salido, es la gran ayuda que presta la Diputación al pueblo saharaui, la cual está dispuesta a participar en este programa si fuera necesario. Ello no quita que alguna asociación local, como al parecer la de Alcázar, pueda traer niños de acogida. Además, recordó el resto de programas de ayuda que siguen realizando.