scorecardresearch

«Necesité el confinamiento para componer y escribir»

Hilario L. Muñoz
-

Muchos ciudadrealeños han cantado junto a Noelia Álvarez en las grandes noches de fiestas de toda la región, aunque haya quien no le ponga cara ni nombre.

«Necesité el confinamiento para componer y escribir» - Foto: Rueda Villaverde

Desde 2010 canta la música de otros en una orquesta, pero la pandemia le trajo su sueño de interpretar su música, con dos singles, de momento, que se convertirán en un disco a lo largo del año, seguramente el próximo verano. El sello LeinAd Music está detrás de un lanzamiento que Álvarez va desgranando en sus directos en redes sociales y en su canal de Youtube, donde algunos de sus temas se han escuchado más de medio millón de veces. 

¿Qué implica lanzarse a este mundo tras la pandemia? 

La música para mí ha sido todo, mi refugio, mi aliada, mi manera de hablar y de contar muchas cosas y estoy ahora mismo cumpliendo un sueño. El otro día hice una publicación en la que contaba que llevo mucho tiempo diciendo que quiero vivir de esto. Cuando te dicen tantas veces que no vales o que no das el perfil y llega un productor, como Daniel Cantero, que me ofrece la posibilidad de grabar un disco o de lanzar un single, te preguntas si esto está pasando de verdad y por qué ocurre. Me vio a través de redes sociales, le gustó el perfil y me dijo que quería lanzar mis canciones. Nunca había publicado mis canciones, las tenía en mente para hacer en un futuro lo que estoy haciendo ahora y me ha llegado esta oportunidad, con la que estoy contenta. 

«Necesité el confinamiento para componer y escribir»«Necesité el confinamiento para componer y escribir» - Foto: Rueda Villaverde¿Cómo será el disco?

Es un disco de música pop, con mucha fuerza y que puede encajar bien en lo que hoy en día se escucha. La gente está muy centrada en el reggaetón y se deja apartado el pop, pero vamos a seguir por esa rama que siempre ha sonado. 

¿Las redes sociales son el motor de este lanzamiento? 

Las redes sociales son las que dan más visibilidad, hay que moverse sí o sí y que la gente comparta y descubra que te puede ver por todos los medios posibles. 

¿Fue el coronavirus lo que le movió a este cambio de la orquesta a las canciones? 

Llevo componiendo muchos años, pero es verdad que el tema del confinamiento lo necesité para empezar a hacer directos. Nunca había hecho uno, a pesar de estar acostumbrada a los conciertos. No tiene nada que ver salir a un escenario, que es mucho mejor para mí, que ponerte delante de la cámara. Estás solo, pero me da más corte porque tienes a la gente cara a cara, que te está hablando y es otra manera de darte al público. Yo subía vídeos desde hace mucho tiempo, pero no tiene nada que ver, porque aquí es establecer contacto con el público, hablar un poco. Pasamos la vida corriendo, como con prisa, y necesité el confinamiento para decir: 'Estoy tranquila, compongo y escribo'.

¿Cómo ha afectado el COVID al sector de la música?

Nosotros fuimos de los primeros sectores que dejamos de trabajar y todavía nos está costando volver. Aunque parece que ahora pinta bien, también en septiembre teníamos un calendario que pintaba muy bien y llegó un brote y se anuló todo. Estamos viviendo al día porque si viene otro brote lo primero que se van a suspender son las fiestas, que es donde entramos nosotros. 

¿Cómo ha sido la acogida de esos dos primeros temas?

La acogida ha sido bastante buena, no me esperaba la respuesta de la gente, me siento muy querida y apoyada y me quedo con eso, con poder dar mi música a la gente y que te estén apoyando. 

¿Esta acogida es una muestra de que cada vez son menos importantes los discos?

Creo que ahora mismo da igual que haya disco o que no, porque si llegas con una canción y das el pelotazo ya tienes suficiente con eso. Hay quien graba discos y discos y no llega nunca. Es un poco de suerte, según la respuesta de la gente, y nunca sabes lo que va a gustar y lo que no.