scorecardresearch

IREC elabora mapa de presencia de corzos y jabalíes

EFE
-

Los resultados permitieron identificar "futuros puntos negros", es decir, áreas en las que sin estar presentes las especies en este momento puede haber problemas en el futuro tanto para la seguridad de los conductores como para la supervivencia

IREC elabora mapa de presencia de corzos y jabalíes

Investigadores del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC) han utilizado la información generada a partir de los atropellos de corzos y jabalíes en el año 2017 para generar mapas de abundancia de estas dos especies en España.

Para saber la abundancia de estos ungulados se tuvieron en cuenta variables relacionadas con el clima y la cobertura vegetal, y para controlar el efecto de la intensidad de tráfico o la velocidad de los vehículos se incluyeron variables tales como la densidad de carreteras o el tipo de vía (trazado urbano, carreteras convencionales o autovías), han informado los investigadores.

Además, estudiaron el patrón temporal de los atropellos para considerar la heterogeneidad tanto en la actividad de las especies como en el número de vehículos en las carreteras a lo largo del año.

El índice de abundancia obtenido fue evaluado a nivel provincial mediante su comparación con las bolsas de caza de estos animales y los resultados, publicados en la revista Ecography, han demostrado que es posible obtener mapas de abundancia de corzo y jabalí a partir de los datos de atropellos cuando se controlan los sesgos derivados de factores como la intensidad del tráfico o la actividad de los animales.

Las colisiones con jabalí se produjeron principalmente entre los meses de octubre y diciembre, mientras que los atropellos de corzo fueron más comunes entre abril y julio.

Además, los resultados permitieron identificar "futuros puntos negros", es decir, áreas en las que sin estar presentes las especies en este momento puede haber problemas en el futuro tanto para la seguridad de los conductores como para la supervivencia de las poblaciones animales.

El estudio también constató que un mayor número de atropellos no siempre equivale a una mayor abundancia de animales, como ocurre con el jabalí en las zonas centrales de Castilla y León.

La generación de mapas de abundancia y del riesgo de colisión con animales silvestres abre la puerta al desarrollo de herramientas y tecnologías que puedan servir tanto para la gestión de poblaciones animales amenazadas como para mitigar los riesgos en la seguridad de los conductores, han apuntado en el comunicado.