scorecardresearch

Una cita con la variedad de la cocina venezolana

Diego Farto
-

Los tres establecimientos de hostelería venezolana de la capital convocan el Tour de la Arepa para dar a conocer este producto característico de su gastronomía entre sus nuevos vecinos

Las hermanas Medina disfrutan de las distintas arepas que les han servido en el Roraima. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Victoria Vargas atiende al público en la pastelería +Cuqui, en la calle del Tinte de Ciudad Real, uno de los tres locales venezolanos de Ciudad Real que acaban de comenzar la celebración del Tour de la Arepa, un producto que está presente en la cocina de otros países americanos con ligeras variantes.

A pesar de ello Vargas prefiere no entrar en discusiones sobre las cualidades de las diferentes variedades nacionales y afirma que «la arepa es de quien se la come».

Y en Ciudad Real el producto parece que ha entrado con buen pie. Lisset Giménez, la propietaria y cocinera de esta pastelería que mezcla la tradición española y la venezolana, señala que las arepas forman parte de su producción diaria, «pero hemos tenido que limitar el horario, porque me impedía hacer el resto del trabajo del obrador». Durante estos tres días, esa limitación desaparece y la propuesta gastronómica está disponible para quien la solicite.

 Giménez detalla que la arepa «está hecha de harina de maíz precocida», un producto que ya se encuentra en los supermercados. «La colocamos en un bol, echamos agua y sal, hay quien lo hace al contrario, pone primero el agua y la sal y después la harina, amasamos, hacemos una bolita de masa a la que luego damos la forma». El siguiente proceso es la cocción que se puede hacer tanto en horno como en sartén. Giménez apuesta por el horneado. En cuanto a los rellenos, explica que se puede utilizar prácticamente cualquier cosa.

En el restaurante Roraima (calle Toledo) se encuentra Encarnación Medina, que acude a comer con sus hermanas atraída por la idea de descubrir la gastronomía venezolana. Su primera impresión se produce, precisamente, con una arepa ya a medias en la mano. «Está riquísima, recién hecha, parece comida casera, así que de entrada nos sorprende». En su caso el relleno «es de carne asada, verdura y salsa especial que parece de guacamole». A su lado, Eva María Medina, admite que no ha sido capaz de averiguar los productos que completaban su arepa, «está muy buena, no la había probado nunca», confiesa.

María José Padrino, la cocinera y propietaria del establecimiento, insiste en que «el público se siente sorprendido y la piden de todos los sabores», mientras que la más solicitada es la de «aguacate con pollo». Al mismo tiempo, subraya que el acuerdo entre los tres locales fue fácil, pues el objetivo es dar a conocer la gastronomía venezolana.

La lista de locales que participan de este Tour de la Arepa, que llega hasta el domingo, se completa con el Gastro bar Caracas (calle Elisa Cendrero), una iniciativa compartida con la Asociación de Venezolanos en Ciudad Real.