Derrota de la selección regional ante Galicia

La Tribuna
-

El combinado de Castilla-La Mancha, con cinco jugadores de Ciudad Real como titulares, cae (0-2) ante el equipo anfitrión y tiene muy difícil acceder a la fase intermedia de la Copa de las Regiones

Once inicial que ha presentado la selección de Castilla-La Mancha. - Foto: Gonzalo Salgado

La selección de Castilla-La Mancha cedió ante Galicia (0-2) en su estreno en la Copa de las Regiones de la UEFA y ahora tiene muy difícil clasificarse para la fase intermedia, ya que únicamente conseguirán este objetivo los campeones de cada grupo. El combinado que dirige Antonio Cazalilla cedió ante la escuadra anfitriona y necesita ganar este sábado (12 horas) a Ceuta por una diferencia de goles amplia, para después esperar la derrota de los gallegos ante los ceutíes y esperar a que la diferencia de goles le sea favorable. Una auténtica carambola para un combinado que hace dos años logró el subcampeonato nacional en este torneo.
Galicia aprovechó la seriedad de su defensa y su eficacia en el contragolpe y las acciones a balón parado para tumbar a un conjunto manchego que dominó más el balón, pero que no tuvo fortuna de cara a portería.
En el once inicial manchego estuvieron los cinco jugadores de equipos de la provincia convocados: el portero Manolo Delgado (Guadalajara), Ricardo y Víctor (Calvo Sotelo) y Miguel Fuentes y David Sevilla (La Solana).
Muy pronto se le pusieron las cosas cuesta arriba a Castilla-La Mancha, pues en una falta en el minuto 8 Brais Abelenda batía al solanero Manolo para hacer el 0-1. 
A partir de ahí, Castilla-La Mancha, con Víctor como auténtico pulmón en el centro del campo, y Miguel Fuentes, muy sacrificado en labores ofensivas, llevó el peso del encuentro, pero sin encontrar el premio del gol. La oportunidad más clara de los manchegos fue en una jugada entre los dos jugadores de La Solana, Miguel Fuentes y David Sevilla, que éste envió fuera por muy poco.
Tras la reanudación, el choque tuvo un ritmo frenético. El recién incorporado Héctor Rubio tuvo el empate, aunque Brais también pudo haber anotado el 0-2 en un córner.
Castilla-La Mancha dominaba el esférico y Chavo lo intentó por la derecha, probando fortuna con un quiebro y un disparo raso que despejó el portero gallego. 
Pasaban los minutos y Cazalilla apostó entonces también por un juego más directo, pero los balones verticales favorecían a la defensa, por lo que volvió al juego de toque. 
Galicia esperaba su oportunidad a la contra y ésta llegó por medio de Martín Lamela, que remató de cabeza con Manolo en el suelo, pero sobre la línea Gonchi evitó el segundo gol gallego.
Al tramo final del encuentro llegó más fresco físicamente el combinado gallego, que frenaba sin grandes apuros los intentos de Castilla-La Mancha por equilibrar el duelo. Y cuando el cuadro manchego parecía recuperar el dominio, con una gran llegada que Miguel Fuentes no acertó a concretar, Galicia lanzó un mortífero contraataque y sentenció el partido por medio de Josiño. 
El desgaste y el buen juego de Castilla-La Mancha no dio sus frutos y ahora sólo queda ganar a Ceuta este mediodía (12 horas) para seguir con vida hasta la jornada del domingo.