No hay constancia de accidentes por patinete en Ciudad Real

Pilar Muñoz
-

Los patinetes eléctricos, monociclos y otros vehículos de movilidad personal forman ya parte del paisaje urbano y cada vez son más las personas que los utilizan. ello hemos hablado con el fiscal delegado de Seguridad Vial.

No hay constancia de accidentes por patinete en Ciudad Real - Foto: TOMÁS FERNÁNDEZ DE MOYA

Cada vez es más frecuente ver por las calles de la ciudad monopatines, patinetes eléctricos. Parece un medio económico, ligero y respetuoso con el medio ambiente, pero quienes los manejan no dejan de ser conductores de un vehículo, ¿qué problemas generan o pueden generar en ciudad o carretera?
La falta de experiencia de estos usuarios y la ausencia de una normativa homogénea de ámbito estatal han desencadenado un cierto caos de convivencia y seguridad vial en muchas ciudades.
La falta de experiencia de estos usuarios y la ausencia de una normativa homogénea ha originado críticas y cierto malestar. ¿Han llegado a la Fiscalía Provincial denuncias o comentarios por la preocupación de la gente que va caminando por la calle y se ven sorprendidas por una persona subida a uno de estos patinetes?
Es evidente que la progresiva implantación de este tipo de vehículos genera una problemática que exige una regulación. La necesidad de que, en esta convivencia cada vez más compleja, no se dejen de observar las normas viales básicas para la protección de la vida y la integridad física de todos los usuarios de las vías públicas, motivó que el fiscal de sala coordinador de Seguridad Vial remitiera unas comunicaciones a las Policías Locales. Hasta la fecha no se tiene constancia de la existencia de un accidente provocado por un patinete eléctrico o un vehículo de movilidad personal en Ciudad    Real.
¿Qué ocurría si un conductor de patinete eléctrico atropellara a una persona y resultara que iba bebido? ¿A qué sanción o pena se enfrentaría?
Se trataría de una conducta imprudente que daría lugar a la iniciación de un procedimiento penal por imprudencia grave, hecho que se regula en los artículos 142.1 del Código Penal en caso de provocar la muerte, y en el 152.1 si se causan lesiones, con una pena prevista en el primer supuesto de uno a cuatro años de prisión y en el segundo supuesto de prisión de tres a seis meses o multa de seis a 18 meses y que en caso de producir lesiones de especial gravedad puede llegar hasta dos años de prisión.  
¿Pueden quedar impunes debido al vacío legal?
No existe una impunidad teniendo en cuenta que cualquier conducta imprudente en el manejo de los patinetes eléctricos que provocara lesiones a terceros daría lugar a la investigación penal de los hechos por la comisión de un delito de imprudencia. Se trata de vehículos sometidos a las normas de seguridad vial.

¿Por dónde han de circular?
De acuerdo con el artículo 121.4 del Reglamento General de la Circulación no podrán circular por la calzada, salvo que se trate de zonas, vías o partes de éstas que les estén especialmente destinadas, por lo que habrá que estar a lo que dispongan las ordenanzas municipales.
¿Los patinetes eléctricos están en el punto de mira de la Fiscalía de Ciudad Real por la seguridad vial?
Los patinetes eléctricos y vehículos de movilidad personal como cualquier vehículo es objeto de atención por parte de la Fiscalía en orden a velar por la adecuada aplicación de la normativa y la respuesta penal en relación con las conductas imprudentes que pudieran producirse.
Desde la Fiscalía General destacan que los usuarios de estos vehículos comercializados como patinetes eléctricos o scooters eléctricos, se mueven sin  atender a la legislación  nacional, ni a la europea, sobre requisitos técnicos de diseño, fabricación y  comercialización, además de no contar con toda la certificación o documentación que se les exige. ¿Es así?
Es necesario una regulación general y un adecuado control del cumplimiento de la normativa administrativa.
¿Qué haría falta en Ciudad Real para regular esta situación y prevenir accidentes?
Es necesaria la existencia de una normativa que regule la utilización de los vehículos de movilidad personal que actualmente se encuentra en fase de tramitación, así como la observancia de las normas viales ya vigentes que le son aplicables y la sanción de los infractores. Todo ello unido a las campañas de información y sensibilización en la materia.