scorecardresearch

Desafiando los límites

Eduardo Gómez
-

Alba Reguillo tomará parte en el Raid Gallaecia, prueba de 605 kilómetros que incluye carrera de montaña, bicicleta de montaña, piragüismo y orientación

Desafiando los límites - Foto: Rueda Villaverde

Alba Reguillo se encuentra ante el mayor desafío de su carrera. La deportista alcazareña, que ya conoce lo que es superar con éxito un Mundial de Ironman en Hawaii (3,86 kilómetros de natación, 180 kilómetros de ciclismo y 42,2 kilómetros de carrera a pie), realizar triatlones de larga distancia, carreras de montaña ultra e incluso pruebas sobre la nieve, ha aceptado un nuevo reto que llevará al límite su organismo. Así, la manchega figura entre los inscritos en el Mundial de Raid Gallaecia, una prueba de 605 kilómetros que combina las disciplinas de carrera de montaña (trail), bicicleta de montaña y piragua, además de otros tramos de espeleología y pruebas especiales de cuerdas.

La competición será en la modalidad por equipos y formará parte de la escuadra Peña Guara-Sherpa, junto a los oscenses David Toll y Jorge García y el granadino Juan Francisco Marín, que contactaron con ella para embarcarse en esta aventura, ya que los conjuntos deben tener, al menos, una mujer.

Este raid es extremo, de tal forma que los participantes deben llevar consigo la ropa y la comida, no pueden utilizar los móviles salvo en situaciones de emergencia y no conocen los trazados de las etapas hasta minutos antes del inicio, de tal forma que la capacidad de orientación es fundamental. No se trata de una prueba de relevos, por lo que todos ellos deben realizar el trazado completo y hasta que no llega el último no se contabiliza su tiempo. Igualmente, si uno se retira, todo el conjunto debe abandonar también.

Desafiando los límitesDesafiando los límites - Foto: Rueda VillaverdeLas etapas se van a celebrar en las provincias de A Coruña, Lugo y Ourense y la organización estima que el tiempo de carrera del conjunto ganador puede rondar las 90 horas, estableciéndose un límite de 168 horas para completar el recorrido (7 días completos).

«Sé que es una locura, pero si no aceptaba creo que me iba a arrepentir», asegura la alcazareña, que durante estos días se está dedicando a entrenar y a preparar toda la logística de la prueba.

«Psicológicamente estoy muy bien y tenía ganas de probar algo nuevo. Con todo el tema de la pandemia no sé físicamente cómo me voy a encontrar, pero en estas pruebas tan extremas es vital la capacidad de sufrimiento y ése es uno de mis puntos fuertes», advierte.

Desafiando los límitesDesafiando los límites - Foto: Rueda VillaverdeDe todas las modalidades tiene especial respeto a la bici de montaña, pues está más acostumbrada a la bicicleta de carretera, pero insiste en que en una prueba tan exigente el aspecto mental será la clave. «Yo confío plenamente en mi capacidad de aguante y mi experiencia. Es verdad que esto no va a tener nada que ver con lo que he hecho antes y que tenía ganas de probar algo nuevo, pero me veo capacitada y con muchos ánimos», continúa.

Si hace cinco años conseguía clasificarse para el Mundial de Ironman, una experiencia que califica como «inolvidable», ahora ya descuenta las horas para tomar parte en esta prueba de pura supervivencia.

Con 94 equipos inscritos de 24 países, este Mundial de Carreras de Aventura  empezará en la localidad lucense de Monforte de Lemos y acabará en la provincia de La Coruña, atravesando más de 50 ayuntamientos de Lugo, Orense y La Coruña. Entre las prioridades de la organización está también el respeto al medio ambiente y la igualdad, de ahí que los equipos deban ser obligatoriamente mixtos.