scorecardresearch

Movilidad reubicará 76 'plazas azules' por peatonalizaciones

Manuela Lillo
-

Se está estudiando la opción de establecerlas en otras calles o en algún parking, pero no se perderían, ya que implicaría tener que indemnizar a las empresas

Movilidad reubicará 76 'plazas azules' por peatonalizaciones - Foto: Tomás Fernández de Moya

Ante la futura ‘Ciudad Real Central’, la zona de bajas emisiones que impedirá la entrada de los vehículos más contaminantes al núcleo de la capital y que implicará la peatonalización de nueve calles, surge una nueva pregunta: ¿qué pasa con las plazas de zona azul que se ‘comerán’ esas peatonalizaciones? A esa cuestión respondió la concejala de Movilidad, Raquel Torralbo, quien explicó que esas plazas no se perderán. «Se van a quedar las mismas plazas que vienen firmadas en los contratos», adelantó la edil a este diario. 

El Consistorio ya está trabajando con dos alternativas para reubicar las alrededor de 76 plazas que se encuentran en las calles que serán objeto de peatonalización, esto es: Paloma, Ruiz Morote, Ciruela (en el tramo entre la calle Tinte y la plaza del Pilar), la avenida de Rey Santo (entre la calle Ciruela y la plaza de la Provincia), Juan II, Postas (en el tramo del mercado de abastos), Reyes, Prado y Caballeros. 

La primera de las alternativas es trasladar esas plazas a otras calles, es decir, en zonas de la ciudad donde este tipo de estacionamiento de pago todavía tiene margen para crecer. La segunda opción pasa por ubicar las plazas en «algún parking», de cuya gestión se encargarían las empresas que actualmente gestionan la zona azul y que se vieran afectadas por las peatonalizaciones. 

De momento no hay nada cerrado, salvo que el Consistorio no está dispuesto a pagar la indemnización que implicaría la pérdida de plazas, de acuerdo a unos contratos que vinculan al Ayuntamiento con las empresas para varios años, hasta 2030 en el caso de Dornier y hasta 2033 con la empresa Estacionamientos y Servicios (Eysa). La primera de ellas gestiona la zona azul más antigua de la ciudad, unas 800 plazas de ORA y 400 de residentes, y la segunda se encarga de la zona que se amplió en 2013, unas 600 aparcamientos ‘azules’ y 300 naranjas. Las futuras peatonalizaciones, en principio, sólo afectarían a la primera zona. 

El estudio de estas alternativas se incluye en el complejo proceso que está llevando a cabo el área de Movilidad para crear la zona de bajas emisiones, que se debe implantar en todas las ciudades de más de 50.000 habitantes debido a la aprobación en mayo pasado de la Ley de Cambio Climático. Para ello, el Consistorio plantea que toda la zona interior de la ronda se convierta en el futuro ‘Ciudad Real Central’. El Consistorio, además, trabaja a contrarreloj para optar a la convocatoria de fondos europeos y ejecutar un proyecto que conllevaría la peatonalización de nueve calles y la creación de unos ejes semipeatonales que conecten el parque de Gasset con la Universidad y la Puerta de Toledo. En cuanto a la peatonalización de calles, y la pérdida de zona de estacionamiento, la más afectada será la calle Caballeros (unas 20 plazas), seguida de Juan II (15), Paloma, Ruiz Morote y Reyes, con 11 plazas cada una. El resto de vías no tienen actualmente plazas de zona azul.