Podemos sabía que el 'caso Dina' no era una trama contra Pablo

Agencias
-

Un diario digital revela cómo un antiguo abogado de la formación morada advirtió a sus compañeros de que no había habido robo del móvil de la exasesora sino una filtración

Podemos sabía que el ‘caso Dina’ no era una trama contra Pablo - Foto: Ignacio Gil / Pool

El último escándalo que salpica a Podemos crece como una bola de nieve. Y es que el bloque morado conocía desde 2016 que el contenido del móvil de la exasesora de Pablo Iglesias Dina Bousselham no fue producto de un robo sino de «una filtración». Así se lo transmitió José Manuel Calvente, por entonces responsable de los Servicios Jurídicos de Podemos, al resto de letrados de la formación morada a través de un mensaje en el chat de Telegram: «No hay caso».
Los mensajes que intercambiaron dejaron al descubierto no solo la connivencia de Podemos con los fiscales del caso Villarejo, sino una estrategia para destruir a un digital tras la publicación de parte del contenido del celular de Bousselham.
Ayer, otro rotativo nacional publicó que el vicepresidente segundo del Gobierno utilizó el supuesto robo del móvil de su antigua colaboradora para presentarse como víctima en Tándem, una de las piezas del caso Villarejo, y de una supuesta «Policía patriótica» que quería acabar con su carrera política.
«Si os fijáis, son pantallazos mientras otros escriben. Lo cual descarta un móvil robado», aseguraba Calvente a sus compañeros abogados. Por tanto, como reconoce, «no hay caso, no hay robo; se trata de una filtración».
Cuatro años después, este letrado, que fue despedido de Podemos cuando investigaba «irregularidades en las finanzas y en las primarias», ha visto cómo sus conclusiones han sido refrendadas por el juez del Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón, que investiga el denominado caso Dina. Según la instrucción, el contenido del móvil pudo ser reenviado por alguien del círculo personal de la propia Dina, desmontando el supuesto robo por parte del excomisario José Manuel Villarejo para dañar al líder morado.
A esto hay que añadir una información publicada que asegura queAnticorrupción filtró un auto secreto a Iglesias: «Ironman nos lo ha dicho extraoficialmente». Varias informaciones apuntan a una estrecha relación de la abogada de la formación, Marta Flor, con el fiscal Ignacio Stampa en el caso Tándem. Esto ha hecho que la Fiscalía General del Estado entre en acción.


Iglesias se defiende

Tras conocer las informaciones, Iglesias acusó al juez de sacar «conclusiones aventuradas», carentes de base fáctica y jurídica, en el recurso de apelación contra el auto por el que le retiró la condición de perjudicado en la pieza 10 del caso Villarejo sobre el robo del móvil a Bousselham. Según el escrito dirigido a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, «en forma alguna se ha acreditado ni indiciariamente» que el vallecano, tal y como sostiene García-Castellón, ocultase a su exasistente que había recuperado la tarjeta de memoria del móvil que le fue sustraído en noviembre de 2015 y que se la entregase dañada, «incluso quemada como se ha llegado a decir».