scorecardresearch

Viña Albali, de revelación a candidato

Eduardo Gómez
-

En su cuarta temporada en Primera División, el equipo valdepeñero es ya una firme alternativa a luchar con los grandes por los títulos

Plantilla del Viña Albali para la temporada 2021-2022, junto con el presidente del club y el representante del patrocinador principal. - Foto: ACP FSV

El Viña Albali Valdepeñas afronta su cuarta temporada en Primera División con el convencimiento de que puede ser uno más entre los grandes. El conjunto vinatero, capaz en su segunda campaña en la máxima categoría de proclamarse subcampeón de Liga y Copa de España, y de acariciar la final liguera en su tercer año entre los elegidos, asume el reto de superarse y para ello ha introducido importantes modificaciones en su plantilla.

De hecho, ya no queda ningún jugador de los que protagonizaron el ascenso a Primera División y hay depositadas muchas expectativas en las seis nuevas incorporaciones. Óscar de la Faya, Lolo, Lemine, Humberto, Andrés Geraghty y Bateria suplirán a Coro (Peñíscola), José Ruiz (se retiró), Dani Santos (Zaragoza), Cainan (Palma), Álex García (Levante) y Juanan (Manzanares) y se suman a los que continúan de la campaña anterior: Edu Sousa, Chino, Catela, Xavi Cols, Sergio González, Rafael Rato, Nano y Matheus Prea.  

En lo institucional, la tranquilidad que aporta también asegurarse la continuidad de Viña Albali como patrocinador para las tres próximas temporadas permite pensar en un proyecto  a largo plazo, lo que hace del club un destino realmente atractivo para muchos jugadores. Así puede explicarse el fichaje de una estrella mundial como Bateria, lastrado eso sí las últimas campañas por las lesiones, pero que ha optado por la ciudad del vino como el lugar para reivindicarse como uno de los 'grandes' de este deporte.

David Ramos continúa al frente de un equipo que ha vivido una temporada muy atípica. Chino y Sergio González se incorporaron la pasada semana por su participación en el Mundial. Andrés Geraghty también pudo viajar a España ya en la recta final de la pretemporada tras solucionar sus cuestiones burocráticas y Bateria se unió al grupo con los entrenamientos ya comenzados, en una operación gestada ya a finales de verano y que ha sido una de los grandes movimientos del mercado. 

Eso sí, Edu Sousa, que debía haber disputado el Mundial, dio positivo antes de viajar a Lituania y pudo incorporarse antes. Si a eso se le suma que jugadores como Humberto, Lolo o Rafael Rato han sufrido diferentes problemas físicos, lo cierto es que el Viña Albali apenas pudo estar al completo en el último choque en las siete semanas que ha tenido de preparación.  

La salida del director deportivo, Joan Linares, también fue una sorpresa en la entidad, que ha vivido un verano tremendamente movido, pues el pabellón Virgen de la Cabeza también estrenará pista de madera, que ya se estrenó en el primer amistoso con el Palma.

Este contexto invita a la prudencia, al menos en el comienzo de la temporada, pero es innegable que el Viña Albali ya ha demostrado que puede estar con los mejores. Con una plantilla que, al menos sobre el papel, parece dar otro salto de calidad, clasificarse para el play off por el título y la Copa de España debe ser un reto a su alcance y, a partir de ahí, ni mucho menos es descabellado pensar en optar a alguno de los títulos.

La presencia de la afición desde el primer encuentro de Liga, a diferencia de la campaña anterior, marcada por la pandemia, tiene que ser un plus para el equipo, que está convencido de que con el aliento de la Marea Azulona el pabellón Virgen de la Cabeza puede convertirse en un auténtico fortín desde donde forjar sus éxitos.

El estreno será ya de órdago, recibiendo este sábado (18.15 horas) la visita del Levante, vigente subcampeón de Liga y en un choque que será la reedición de las semifinales de Liga de las dos últimas campañas. Será el primer test para los vinateros en una Liga que se presenta más abierta que nunca y es ahí donde el Viña Albali desea su porción de éxito.