«El mundo rural necesita trabajo de calidad y servicios»

D. R.
-

La enfermera Elena González Urraca es una de las cinco mujeres que el Gobierno regional reconoce hoy con motivo del Día de la Mujer Rural en un acto que tendrá lugar en la localidad albaceteña de Villamalea.

La enfermera Elena González Urraca. - Foto: LT

Elena González Urraca será la mujer reconocida hoy por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha con motivo del Día de la Mujer Rural por la provincia de Ciudad Real. Tiene 54 años y es la responsable de Enfermería del Centro de Salud de Almodóvar del Campo desde 2002. Lleva desde 1991 en esa zona básica, habiendo estado en el consultorio de salud de Brazatortas y luego en Almodóvar del Campo. Es experta en cura de heridas crónicas, coautora de protocolos de prevención y tratamiento de úlceras por presión y ha sido miembro de la Junta de Personal de la Gerencia de Área Integrada de Puertollano.


¿Qué le ha parecido este reconocimiento del Gobierno de Castilla-La Mancha?
Como mujer, estoy muy agradecida por este reconocimiento, ya que sin duda sirve para poner en valor y visibilizar a las mujeres que vivimos y trabajamos en el medio rural. Como enfermera, me llena de orgullo que en mí se haga este reconocimiento a mi profesión. Entiendo que todo lo que hagamos para prestigiar a aquellos trabajos que tradicionalmente han sido realizados mayoritariamente por mujeres, como la enfermería pero también el magisterio o los cuidados del hogar, es un camino que nos acerca a la igualdad efectiva entre hombres y mujer, ya que ésta no solo consiste en que las mujeres podamos desarrollar profesiones tradicionalmente realizadas por los hombres, sino que también los hombres quieran (y digo quiera porque ellos sí han podido elegir) incorporarse a los trabajos que mayoritariamente han sido realizados por mujeres, y esto no será posible si estos trabajos no son valorados y prestigiados.
¿Cómo es la labor sanitaria en el mundo rural?
Tengo que decir que la labor sanitaria en el medio rural tiene unas características específicas como son la dispersión, el envejecimiento de la población, la despoblación, etcétera, que pueden dificultar y aumentar nuestra carga laboral. Pero por otro lado, también está la cercanía al paciente, ya que conoces a toda la familia, son tus vecinos y te hace ser más consciente del impacto que tu trabajo tiene sobre su salud y esto es, sin duda alguna, muy gratificante para cualquier profesional.
¿Qué precisa la asistencia sanitaria en estas comarcas?
Puedo decir que, afortunadamente, no hay comparación entre los medios de los que hoy dispones que con los que contábamos hace 28 años cuando empecé a desempeñar mi trabajo en el medio rural, tanto en lo que se refiere a medios técnicos como humanos. Por supuesto, todo es mejorable y quizá los medios humanos son los que, a mi juicio, hoy precisan más atención.
Es experta en cura de heridas crónicas y coautora de protocolos de prevención y tratamiento de úlceras por presión. Háblenos de estas publicaciones y su repercusión.
Esto surgió como consecuencia de la inquietud profesional de algunas enfermeras representantes de las áreas de salud de Ciudad Real, Valdepeñas y Puertollano, con el apoyo de nuestras respectivas Gerencias de área, entre los que se encontraban Francisco José García, Francisco López, Alicia Martínez, Pilar Romero y José María Flores, entre otros, para dotarnos a los profesionales enfermeros de un manual de actuación que permitiera la unificación de criterios y pautas de actuación en la prevención y tratamiento de las heridas basándonos en la mejor evidencia científica. Nuestro trabajo se plasmó en la publicación de un manual de actuación en la prevención y tratamiento de las heridas en el cual se basaba un protocolo de actuación editado en formato bolsillo, que se puso a disposición de todos los profesionales de enfermería. Además, se implementó un programa formativo para todos los profesionales, llevado a cabo por todos los miembros del equipo que participamos en la elaboración del manual. Además, hoy todavía está en vigor y lo seguimos utilizando.
¿Qué cree que necesita el mundo rural para evitar la despoblación?
Me gustaría poder decir que bastaría con poner en valor la vida en el medio rural, pero aunque encuentro que vivir en un pueblo tiene ventajas, me temo que el mundo rural necesita trabajo de calidad para evitar la despoblación, además de buenas comunicaciones, servicios sanitarios y educación de calidad, y ocio de calidad, entre otros.