scorecardresearch

Silencio, se empata

Diego Izco (SPC)
-

LaLiga, el campeonato con más 'equis' firmadas: ¿una cuestión de igualdad… o de falta de gol?

El Athletic es uno de los ‘reyes de las tablas’, con seis, igual que Cádiz, Levante y Villarreal. - Foto: Juan Herrero

En los tiempos de las 'vacas gordas', con Cristiano y Messi catapultando al Madrid y al Barça más allá de las estrellas, empujados más allá de los 100 goles por temporada y tocando (una vez cada uno) títulos de Liga adornados con 100 puntos en el casillero, el lema elegido por los promotores de nuestra competición fue: 'La mejor Liga del mundo'. Blancos y culés ganaban Champions y 'Mundialitos'. ¿Quién podía cuestionar la veracidad del eslogan? 
No ha pasado ni una década desde aquello y ahora la nostalgia lo invade todo. Es más, dos de cada tres aficionados piensan que tenemos la peor de las cinco grandes Ligas del planeta. Ayudan a reforzar esta idea datos como que es la competición en la que menos tiempo real se juega (por tanto, la que más tiempo se pierde), la que menos exigencia física requiere y la que menos ritmo de juego experimenta. Un ejemplo claro: el Sevilla es uno de los bloque más sólidos y arrolladores de la Liga… y el martes pasado apareció como un equipo menor (sobre todo, físicamente) ante el Lille, duodécimo clasificado de la Ligue 1. 

 

Tablas

La sensación general es que el equilibrio ha afeado el campeonato. Y la mejor forma de demostrar ese equilibrio es que, entre los 'grandes' de Europa, LaLiga es el campeonato donde más partidos se empatan: uno de cada tres, exactamente 40 de los 116 disputados hasta la jornada 12 (un 34,5 por ciento). La única competición que se acerca a España es la francesa, donde se han vivido 39 empates en 120 duelos (32,5). Los porcentajes van bajando en Inglaterra (26,3: 26 de 99), Alemania (24,4: 22 en 90) e Italia (22: 24 de 109). 
Esa teoría 'salvadora' de que tenemos un campeonato condicionado por la igualdad tiene, no obstante, un lado oscuro. Y es que las posibilidades de que se produzca un empate son mucho mayores en los partidos cerrados, o sea, los que tienden al cero a cero: sistemas defensivos y el mencionado bajo ritmo ayudan a que se repartan los puntos. La IFFHS (Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol) lo tiene muy bien medido: si el partido termina en tablas, será un 0-0 en el 39 por ciento de las ocasiones, un 1-1 en el 42,5 por ciento, un 2-2 en el 15,5… y sólo el 3 restante, empates a tres o más goles. 

 

Sin gol

La teoría se confirma en la presente 21/22. En España ya hemos vivido 11 empates sin goles en 12 jornadas, superando de largo a los demás torneos: han vivido cinco 0-0 en la Premier League y en la Bundesliga, cuatro en la Serie A y solo tres en la Ligue 1. 
España sigue teniendo el torneo, además, donde menos goles se consiguen por partido. Han sido  276 en esos 116 choques, lo que deja la media en 2,4 por estadio y jornada. La más baja de los  campeonatos más prestigiosos del continente: en Inglaterra suben hasta 2,8 (279 goles y 99 partidos), un poco más en Francia hasta los 2,9 (344 y 120), y se dispara hasta los 3,1 en Alemania (278 y 90) e Italia (336 y 109). La Serie A es la Liga que más ha evolucionado en la última década: ha pasado de ser la más 'tacaña' con diferencia a la más prolífica. Del 'catenaccio' a los partidos a tumba abierta. 

 

¿Sin diferencias?

Hasta aquí queda más o menos claro que el número de empates en España tiene mucho que ver con la baja capacidad goleadora. Pero, ¿también con esa 'igualdad' de la que presumen los defensores del campeonato? Para certificar una igualdad real, una prueba: sumar por un lado los puntos obtenidos por los cuatro primeros clasificados, por el otro los obtenidos por los cuatro últimos… y ver cuál es la diferencia real: cuanto menor sea, más igualdad. Pero ni siquiera por esas: con este baremo, el campeonato más equilibrado es el francés. Los cuatro primeros (PSG, Niza, Marsella y Lens) suman 97 puntos de 144 posibles, un 67,4 por ciento; los cuatro últimos (Reims, Brest, Metz y St.Etienne) suman 33, un 23 por ciento. La diferencia es de 44,4 puntos porcentuales entre ambos 'paquetes'… y de 48,4 en España: 95 puntos (70,4) los cuatro primeros frente a los 31 (22) de los cuatro últimos. Los números son muy similares en los campeonatos restantes: 53,4 por ciento de diferencia en Inglaterra, 53,3 en Alemania y 55,7 en Italia. 
Para encontrar una Liga con datos similares a los de España no hay que viajar demasiado: en Portugal tienen un porcentaje de empates por partido (34,1por ciento) y de goles por partido (2,4) casi clavados… mientras que la antagónica sería la Eredivisie holandesa, donde un mayor número de goles por partido (3,2) limita los empates a apenas el 17,5 por ciento de los mismos. Lo que demuestra, con todo el análisis anterior, que el hecho de llenar tantas 'equis' en la quiniela tiene más que ver con la pólvora mojada que con un equilibrio real de poder entre equipos. Lo de 'la Liga más emocionante' es un eslogan que apenas entra con calzador.