«Esta plantilla es joven, trabajadora y tiene hambre»

Eduardo Gómez
-

Javier Laguna opta por marcarse retos a muy corto plazo ante la incertidumbre

Javier Laguna (derecha) dialoga con su ayudante Julio Fis. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Javier Laguna tomó las riendas de la primera plantilla del Vestas Alarcos en el mes de noviembre tras la dimisión de Javier Márquez y todo su cuerpo técnico. El joven preparador ciudadrealeño ha trabajado desde entonces con Julio Fis y juntos afrontan su primera campaña desde el inicio con el conjunto alarquista. 
Tras una pretemporada con un posible caso positivo en la plantilla, días de aislamiento y aplazamiento del inicio de los entrenamientos, más la suspensión de varios amistosos y el retraso en la llegada del jugador ucraniano Sayed Navid, Laguna considera que el trabajo «ha sido bueno», valorando que no haya habido lesiones importantes tras tantos meses sin competir.
Precisamente, la incertidumbre provocada por la pandemia es uno de los grandes quebraderos de cabeza de Javier Laguna: «Hay muchas cosas en el aire y no merece la pena pensar a largo plazo. Me marco los objetivos a muy corto plazo», recalca.
El nuevo formato de competición en esta División de Honor Plata «deja poco margen de error y, además, creo que nuestro grupo es más fuerte», por lo que no oculta que «queremos estar lo más arriba posible cuanto antes, pero también somos un equipo nuevo y necesitamos tiempo y paciencia».
Entre los principales rivales para estar arriba destaca el Torrelavega y el Antequera «y luego los demás estaremos en un pañuelo», pronostica.
Como máximo responsable del equipo ve una «plantilla joven, trabajadora y que tiene hambre. Hay muy buen ambiente. Nuestras señas de identidad van a ser el trabajo y la competitividad. Tácticamente quiero un equipo ordenado e intenso en defensa».