El Patacón, una peña «familiar» que celebra 30 años

Ana Pobes
-

Nació en 1990 por un grupo de familias y amigos con el fin de pasarlo bien, un lema que ha perdurado tres décadas gracias al entusiasmo y a la gente joven. Es una de las pocas peñas que queda en activo.

El Patacón, una peña «familiar» que celebra 30 años

La manzanareña Peña El Patacón celebra este año su 30 aniversario, y lo hace por todo lo grande. Así, al «privilegio y lujo» de haber dado el pregón del Carnaval de este año en la localidad, en los próximos meses se sumarán otros  actos con los que rendir homenaje a estas tres décadas de historia, donde la diversión y la alegría siempre ha estado acompañada del respeto. Se trata de una de las pocas  peñas que queda «en activo» en la localidad, por lo que el Ayuntamiento «consideró que nos lo merecíamos».
Maribel Fernández-Pacheco es una de las socias-fundadoras de esta peña en la que forman parte una treintena de miembros y que define de «muy familiar», y no es para menos, pues la mayor parte de sus miembros «son familiares y amigos desde pequeños». Treinta años de existencia en los que el lema ha sido siempre «pasarlo bien y disfrutar al máximo», objetivo que lo logran cada año, principalmente en los carnavales de Manzanares, donde participan cada día con un traje diferente pero «sin gastar mucho dinero». «No  participamos en ningún otro pueblo que no sea Manzanares. Así, después de Navidad, sin tener en cuenta las fechas en las que caiga el Carnaval, empezamos a juntarnos y a organizarnos con los trajes, la música, etc. Participamos en todo lo que el Ayuntamiento prepara, pero  El Patacón es una peña de calle», comenta con satisfacción. De tal forma que su afán por la diversión les lleva no solo a participar en el Carnaval sino también en otros muchos actos como las Jornadas Medievales, los concursos, las fiestas de los barrios, etc. «En el pueblo nos conoce todo el mundo», puntualiza.  
¿Pero dónde radica el secreto de mantenerse durante 30 años?, pues  «en tener siempre ganas de hacer todo lo que hacemos», responde Fernández-Pacheco al tiempo que recuerda que fueron dos las familias que impulsaron esta peña que «años más tarde hemos inculcado a nuestros hijos y nietos, y que estos a su vez han transmitido a sus amigos». Una peña donde la juventud pisa fuerte, pues la media de edad de los integrantes está en los 30 años «y tan solo quedamos unos tres de más de 60 años». Y por eso, continúa diciendo, «también seguimos porque nos impulsan ellos, los jóvenes, a quienes «les dimos la responsabilidad de hacer el pregón carnavalero, y creo que la gente se quedó satisfecha». Un acto que El Patacón aprovechó para hacer una recopilación de su historia carnavalera con los trajes de los últimos  años y finalizando con un disfraz común.  
Una peña que en estos 30 años ha evolucionado, sobre todo «en la participación», pues «antes éramos muchos más y teníamos más recursos, más dinero y más tiempo para hacer las carrozas y otras actividades, pero ahora, y como dice la gente, somos muy apañados y nos organizamos como podemos para salir en los carnavales». Y ese entusiasmo por pasarlo bien y divertirse se ve en cada una de sus participaciones, donde el esfuerzo y la plena dedicación comparten protagonismo con la diversión, al menos durante muchos años más.