scorecardresearch
Marciano Sánchez

Marciano Sánchez


¿Por qué en España no somos iguales frente al cáncer?

04/02/2022

El titular de esta tribuna de opinión, más que una pregunta, más que una reflexión podría ser la consecuencia de mirar a nuestro alrededor. Siempre he considerado que soy un privilegiado porque vivo en el mejor lugar del mundo. En mis viajes, cuando me preguntan, siempre digo que resido en el mejor país de la tierra por su diversidad cultural, social y gastronómica. Además insisto en que soy MANCHEGO.
Sigo pensando exactamente igual, pero con matices. Siempre debe existir y existe algún pero en ese ámbito de confort que nos acuna. Me percato de que dentro de toda esa riqueza, en esa diversidad también se esconde una tremenda inequidad. Dentro de nuestra maravillosa pluralidad, descubro que aunque el cáncer es igual para todos, no todos somos iguales frente al cáncer.
Que el código postal o una tarjeta de crédito, son más importantes que el código genético o la tarjeta sanitaria, me preocupa y me ocupa especialmente. 
Que sí es importante donde vives. Hombres y mujeres no tenemos las mismas oportunidades de detectar precozmente un cáncer de colon, un cáncer de mama, porque sus comunidades autónomas no han conseguido que la población de riesgo tenga acceso a los programas de cribado, o que por estar apartadas de los centros de salud se eternice una mamografía. Que los más jóvenes, por ser manchegos, tengan que soportar el humo del tabaco cuando vamos a disfrutar de las Tablas de Daimiel o a bañarnos a Las Lagunas de Ruidera, cuando un joven coruñés, no lo soporta en sus playas,…
Que sí es importante la posición socioeconómica. Hombres y mujeres no tenemos garantizada la misma atención integral y continuada que cubra nuestras necesidades. Y a veces, hay personas que tienen que elegir entre pagar la luz, el agua y/o el alquiler o hacer frente a los gastos que provoca una enfermedad que puede alargarse en el tiempo.
Y al igual que nuestro color de piel, nuestra lengua, nuestro sexo es cada vez menos significativo, si importa el tumor que desarrollas. Porque no todos los tumores se investigan lo necesario como para que sigan aumentando sus índices de supervivencia. 
Desde octubre formo parte de la Asociación Española Contra el Cáncer como presidente de la junta provincial de Ciudad Real y mi objetivo es la lucha contra esa inequidad, paso ineludible para vencer al Cáncer. Quiero poner a disposición de todos los habitantes de nuestra extensa provincia a mi persona y a todos los que formamos la Asociación Española Contra el Cáncer en Ciudad Real, para que todo nuestro trabajo y todos los servicios de la Asociación sean gratuitos, de todos y para todos los pacientes y familiares sean o no, socios nuestros. Para que la investigación llegue y llene todos los lugares de la provincia y para que la prevención primaria y secundaria forme parte del ADN manchego. No dudéis que trabajaremos con todas las entidades públicas y privadas, para conseguir que, en el futuro, todas las personas seamos iguales frente a la enfermedad.
La respuesta a la pregunta del encabezado es fácil: «Falta de equidad». Pero, y también hay un pero para dar soluciones, aquí nos tenéis luchando a favor de la equidad y en contra de todo lo que pueda ser potencialmente cancerígeno.