scorecardresearch
Antonio Pérez Henares

PAISAJES Y PAISAJANES

Antonio Pérez Henares


Hay partido

16/09/2022

Vuelvo de la Feria de Albacete. Una vez más, y en este renacimiento tras los años COVID, impresiona por su pujanza y dimensiones. El gentío que cada día (y noche) se da allí la iguala a las más señaladas de España, aunque no se bailen sevillanas ni se enciendan farolillos. Hay jornadas de muchos cientos de miles y, al final, el conteo superará los tres millones, aunque claro con no pocos repetidos. Una enormidad de gente, vamos.
El Pisto de La Tribuna es una cita obligada y un detector magnifico para estados de ánimo sociales y políticos. Y más este que hay elecciones la primavera que viene. El baile ha comenzado, ahora ya a todo trapo, y hay partido.
Así de primeras les digo una cosa. Es barrunto, pero se le notaba. Emiliano ha despejado dudas y se presenta a la reelección. Que pasa por lograr la mayoría absoluta. Y si se presenta es por que ve que tiene muchas posibilidades de lograrlo. A pesar de Sánchez. Es más, yo diría que por ahí va el mensaje subliminal. Que no es lo mismo y se le parece poco. Que él no persigue a los cazadores ni le gusta nada Bildu, para decirlo en pocas palabras.
El viento de la sigla sopla ahora a favor del PP, pero aquí la cosa viene al contrario. A Paco Núñez lo que mejor le vendría es que le asimilaran a su líder, Feijóo, o por lo menos al vecino andaluz, Juanma Moreno. El presidente popular, que ha vuelto como un calcetín las encuestas, se asomó el jueves por la Feria. Él puede hacerlo sin problemas mientras que Sánchez, asomar por un lugar 'abierto al público' lo tiene cada vez más feo. Aunque su troupe monclovita crea que sacándolo a pasear revierten la situación, lo que logran, en realidad, es aumentar el cabreo.
La última prueba del nueve ha sido la entrevista palanganera de Fortes, con babeo final al descubierto, en TVE que ha roto todos los registros de audiencia. A la baja. Menos del 6%. Un fiasco absoluto y que expresa simple y sencillamente una cosa. Que no quieren ni oírle. Y que cuanto más habla y habla, más enfado produce. La solución, si es que la tiene, es taparse un poco, exhibirse menos y dejar de hacer el fantasma un rato. Dicho al estilo feria de Albacete para que se entienda.
Volviendo al tercio, o sea a las autonómicas, es también muy a señalar lo apagados que se han quedado, después de lo de Andalucía, los de Vox, que, siguiendo el propio mensaje de su sigla, tanto tronaban antes. Aquí sí que han llegado las duda. Hasta para quien colocan de cabeza de cartel. Iba a venir Ortega Smith para ser vicepresidente o directamente para ocupar Fuensalida. Pero lo de Olona, ahora buscando el consuelo del Apóstol Santiago, les ha hecho más que pensárselo. Ortega y Olona no eran los más amigos dentro del partido, y tener tan parecido y mal final no le gustaría a ninguno. Así que a ver por dónde salen. Porque lo cierto es que en todos estos años no hay en la región quien haya conseguido destacar un mínimo y lograr un algo de la notoriedad necesaria. Aunque a lo mejor lo más conveniente para ellos es presentar a un 'desconocido' y que tire del carro la sigla. Que tira, aunque algo menos que ayer y desde luego de lo que creían.
Los tres, PSOE, PP y Vox van a ser los que jueguen de veras la partida. Ciudadanos es ya inexistencia asumida a plazo fijo, aunque llevada por algunos con mucha dignidad y en su sitio hasta que toque, y lo de Podemos, ya es la pizca que siempre fue por estos pagos. El sueño de una noche de verano de su paso por el gobierno autonómico. Creyeron tener la sartén por el mango y eran los huevos con los que Emiliano se estaba haciendo una tortilla.