Los Veintisiete respaldan formalmente el acuerdo del Brexit

EFE
-

Los líderes europeos aprueban el nuevo documento en una cumbre del bloque comunitario pero no mencionan la posibilidad de establecer o no una prórroga a la salida del Reino Unido

Los Veintisiete respaldan el acuerdo del Brexit - Foto: WILL OLIVER

Los líderes de los Veintisiete respaldaron hoy el acuerdo logrado con el Reino Unido para su salida ordenada de la Unión Europea (UE), sin abordar en sus conclusiones la posibilidad de que el Brexit sea extendido más allá del 31 de octubre si el Parlamento británico rechaza el pacto.
Los líderes "respaldaron" el nuevo acuerdo, cerrado hoy mismo, sobre la retirada del Reino Unido de la UE y la Comunidad Europea de la Energía Atómica, según un anexo a las conclusiones de la cumbre, que se celebra hoy y mañana, viernes, en Bruselas.
"Sobre esta base, el Consejo Europeo invita a la Comisión, el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE a dar los pasos necesarios para garantizar que el acuerdo pueda entrar en vigor el 1 de noviembre de 2019 para proporcionar una retirada ordenada", se indica en el documento.
Además, el Consejo Europeo dio su aprobación a la nueva declaración política que ha sido negociada en paralelo al acuerdo y que "presenta el marco para la futura relación entre la UE y el Reino Unido".
"El Consejo Europeo reitera la determinación de la Unión de mantener una relación lo más cercana posible con el Reino Unido en el futuro, en línea con la declaración política", subrayaron los líderes.
Según indicaron, el enfoque de la Unión Europea "seguirá siendo definido por las posiciones y principios generales en las anteriores directrices acordadas por el Consejo Europeo".
Por último, los líderes reiteraron su gratitud al negociador jefe de la UE para el Brexit, el francés Michel Barnier, por "sus incansables esfuerzos".
Tras cerrar hoy los equipos negociadores un acuerdo satisfactorio para ambas partes en lo que se refiere a la protección del mercado interior comunitario y la necesidad de evitar levantar una frontera física en la isla de Irlanda, las miradas ahora están puestas en qué hará el Parlamento británico, que rechazó hasta en tres ocasiones el acuerdo previo, que fue negociado por la anterior primera ministra británica, Theresa May.
En cambio, fuentes comunitarias dejaron claro que los líderes no tenían previsto abordar en sus conclusiones la posibilidad de extender el plazo para la retirada del Reino Unido de la UE, en caso de que el acuerdo no logre el respaldo del parlamento británico.
"Es muy pronto para hablar nada sobre una extensión", dijeron las fuentes.
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dejó hoy claro que "si tenemos un acuerdo, tenemos un acuerdo" y que "no hay acuerdo para una prolongación". 

 

Johnson confía en aprobar frente al Parlamento

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, dijo este jueves que confía en que el Parlamento británico respalde el acuerdo que lograron hoy Londres y Bruselas, y añadió que es un "muy buen" pacto para todo el Reino Unido.
"Confío mucho en que cuando mis colegas en el Parlamento estudien este acuerdo, querrán votar por él", declaró el mandatario en una rueda de prensa durante la cumbre europea que se celebra en Bruselas.
Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, afirmó que ahora "la pelota está en el tejado británico" para la ratificación del acuerdo en la Cámara de los Comunes y evitó pronunciarse sobre la posibilidad de una extensión si esta cámara no da luz verde a lo pactado hoy.
Johnson, no cuenta todavía con una mayoría asegurada que respalde el tratado en la Cámara de los Comunes, que deberá lograr en los próximos días para cumplir con los plazos que permitan la salida británica el 31 de octubre.
 

Los unionistas de Escocia piden esclarecer si el acuerdo es legal

El fundador de la asociación contraria al Brexit The Good Law Project, Jo Maugham, presentó hoy una demanda ante el Tribunal de Sesiones de Edimburgo para dilucidar si el acuerdo de retirada alcanzado entre el Gobierno británico y la Unión Europea (UE) cumple con la legalidad.
Maugham señaló que el tratado, dado a conocer este jueves, viola la legislación actual en materia impositiva y, por tanto, no debería ser votado por el Parlamento de Westminster en la sesión extraordinaria programada para el próximo sábado.
La vista podría celebrarse mañana viernes porque la querella se ha presentado por el procedimiento de urgencia, aunque fuentes judiciales confirmaron a Efe que todavía no se ha fijado una fecha.
La demanda, según aclaró Maugham en Twitter, se basa en el principio de que el acuerdo de retirada contraviene la legislación presentada por el grupo de parlamentarios conservadores European Research Grupo (ERG), conocido por defender la línea más dura en relación al abandono de la UE.
La sección 55 de la Ley de Impuestos para el Comercio Transfronterizo de 2018 recoge que Irlanda del Norte no puede tener reglas aduaneras diferentes a las del resto del Reino Unido para "defender la integridad constitucional del Reino Unido y salvaguardar la Unión en el futuro".
El pacto alcanzado entre Londres y Bruselas contempla que Irlanda del Norte permanezca alineada con ciertas normas del mercado único, aunque dentro del territorio aduanero del Reino Unido, para evitar que se forme una frontera visible con la República de Irlanda y preservar así los acuerdos de paz del Viernes Santo. De este modo, los controles fronterizos entre la provincia británica de Irlanda del Norte e Irlanda se realizarían en el punto de entrada a territorio británico y no en el país vecino que está dentro de la UE.
Maugham quiere evitar que el texto acordado se someta a votación este sábado en la Cámara de los Comunes, un trámite que se adivina complicado para el primer ministro, el conservador Boris Johnson, que, sin el apoyo de los unionistas norirlandeses del DUP deberá convencer a parte de la bancada laborista para lograr su objetivo. "No entendemos cómo el Gobierno puede haber llegado a negociar un acuerdo en términos que violan las enmiendas presentadas por el propio ERG", dijo Maugham.
Si el tribunal escocés falla a su favor, Johnson estaría obligado a solicitar directamente una prórroga del periodo de salida de la UE, como recoge la ley aprobada por la oposición.
En septiembre, Maugham formó parte de otra querella liderada por la diputada del Partido Nacionalista Escocés (SNP) Joanna Cherry, en la que el Tribunal Supremo declaró ilegal y dejó sin efecto la suspensión del Parlamento al considerar que perseguía impedir a los parlamentarios debatir el Brexit.