«Duele no poder estar cerca de la gente que quieres»

Manuel Espadas
-

La internacional Merche Castellanos echa de menos a su familia desde su confinamiento en San Sebastián

Merche Castellanos (izquierda), junto a su compañera, la malagonera y exjugadora Ángela Martín. - Foto: LT

Mercedes Castellanos se proclamaba en diciembre subcampeona del mundo de balonmano con la selección española, en una de sus mejores experiencias como internacional. Sin embargo, menos de tres meses después sufre sus días más angustiosos, primero como persona y también como deportista. La guardameta del Bera Bera, líder destacado de la División de Honor Femenina, lo está haciendo confinada en su domicilio de San Sebastián, junto a su compañera, la malagonera y exjugadora Ángela Martín, aunque lejos de su familia de Ciudad Real, a la que echa de menos y de la que se preocupa día tras día.  
Pero Merche Castellanos, pese a la incertidumbre de esta situación que nadie sabe lo que va a durar y a cuánta gente llegará a afectar, apuesta por desterrar el miedo y «ser responsables cada uno de lo que hace, salir solo para lo estrictamente necesario y pensar en las personas mayores o con patologías previas que tienen riesgo de contagiarse». Por desgracia, asegura haber conocido algún caso de personas cercanas y «duele no poder estar cerca de la gente que quieres en estos momentos».
 Merche y Ángela, que tampoco trabaja por un ERTE en su empresa, se han marcado una rutina para organizarse el día: «Por la mañana recogemos el piso y estudiamos, al mediodía hacemos el ejercicio que toque y la tarde la dedicamos a leer, ver series, películas, cocinar... También tenemos una perra y  podemos salir de casa por lo menos dos veces al día para sacarla. Se agradece salir un poco, aunque sean 10-15 minutos».
Para mantenerme en buena forma física, su club le mandó trabajo adaptado a la situación. Ha prestado una bicicleta estática a cada jugadora, y además en casa dispone de gomas, mancuernas, pesas rusas... «Evidentemente, no es lo mismo que ir al gimnasio o que entrenar en pista, pero es la única manera de mantenernos en forma para estar preparadas para lo que venga».
Sobre la posible reanudación de las competiciones, Castellanos afirma que aún no sabe qué va a suceder con la liga y la Copa de la Reina. «La Copa entiendo que no se jugará ya que era a finales de abril y no va a ser posible llegar en buenas condiciones para jugarla. La liga aún no se ha decidido si se suspenderá o se aplazará para más adelante», explica la portera del Bera Bera, que entendería que se suspendiera la liga, aunque su deseo sería «jugar lo que queda, siempre y cuando se haga en unas condiciones que favorezcan a jugadoras y clubes». La competición en División de Honor Femenina quedó paralizada a seis jornadas del final, con el Bera Bera líder con cuatro puntos de ventaja sobre el Elche de la bolañega Nazaret Calzado.
Sobre el aplazamiento hasta 2021 de los Juegos Olímpicos, la guardameta de las ‘Guerreras’ cree que es lo más lógico. «Los deportistas pasan cuatro años preparando esta cita y no sería justo celebrarlos este verano ni por los deportistas, que no estarán en sus mejores condiciones, ni por el público, que no disfrutará realmente de la mejor competición deportiva que hay».