scorecardresearch

Caso Andamarc: "No se gana con el sufrimiento de la gente"

Pilar Muñoz
-

El socio mayoritario de Andamarc favorece el cierre del pleito contra el fisioterapeuta, que al igual que su mujer ha admitido el alzamiento de bienes. La Audiencia suspende la pena de un año de cárcel en el caso de la mujer, pero con advertencia

Los acusados, en el banquillo, durante la ratificación del acuerdo firmado con la Fiscalía - Foto: Tomás Fernández de Moya

"No se gana nada con el sufrimiento de la gente", ha dicho Alfonso Manzanares tras cerrarse el pleito entre el Grupo Andamarc, del que es socio mayoritario, y el fisioterapeuta Marco Reina con un acuerdo sellado esta mañana en la Audiencia Provincial de Ciudad Real, que pasa por el reconocimiento expreso de los hechos por parte de éste último en la causa abierta por un delito de frustración de la ejecución, otrora alzamiento de bienes, por el que también se ha sentado en el banquillo la mujer del encausado.

Marco Reina ha admitido ante el Tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Ciudad Real el delito y ha pactado una pena de un año de cárcel, frente a los tres que se pedían inicialmente tanto para él como para su mujer. 

El acuerdo ha sido posible por el reconocimiento del delito y porque se ha resarcido la responsabilidad civil generada en este procedimiento, 162.000 euros por parte del encausado y 129.000 en el caso de la acusada. "Concurre la circunstancia atenuante de reparación de daño muy cualificada", ha considerado la fiscal en su informe ante la Sala sobre los términos del acuerdo alcanzado.

El acusado fue conducido por la Policía a la AudienciaEl acusado fue conducido por la Policía a la Audiencia - Foto: Foto TomasAmbos procesados han mostrado su conformidad y han pactado un año de prisión y siete meses de multa a razón de una cuota diaria de ocho euros.

El Ministerio Fiscal no se ha opuesto a la suspensión de la pena privativa de libertad en el caso de la acusada y el Tribunal la ha concedido sobre la marcha. De este modo, ha quedado suspendida la pena de un año de cárcel con advertencia del magistrado presidente Ignacio Escribano, quien se ha dirigido a la acusada para indicarle que a partir de ese mismo momento y durante el plazo de dos años no puede delinquir. "Ha obtenido ese beneficio y esa obligación de no volver a delinquir", ha remarcado el magistrado. 

El abogado Antonio Obejo Escudero ha conseguido un acuerdo muy beneficioso para sus representados, aunque considere que el Ministerio Fiscal podría haber sido "más generoso" a la hora de rebajar la pena, ya que sus clientes han hecho "un gran esfuerzo" para abonar las responsabilidades civiles y también porque la acusación particular ha mostrado "buena voluntad" y ha hecho un "notable esfuerzo" para solucionar el asunto. Ha renunciado a ejercer las acciones civil y penal, se ha retirado del proceso, como avanzó La Tribuna hace unos días.  

Para el letrado Obejo Escudero es un acuerdo "razonable" y reitera que podría haber sido "más generoso" habida cuenta de que la pena que el Ministerio Fiscal ofreció a uno de los acusados en el anterior procedimiento -un arquitecto socio en la mercantil que constituyeron en 2010-  fue de cuatro meses de prisión cuando la responsabilidad civil era de 1.200.000 euros. Ahora, con una responsabilidad civil de 160.000 euros, se pedía una pena de tres años de prisión y el ofrecimiento ha sido de un año, ha apostillado el letrado. 

"Deuda saldada". El abogado ha destacado que "se ha saldado la deuda, tanto de este procedimiento como del anterior. Se han efectuado unas compensaciones de créditos que tenían recíprocamente". 

En cuanto a si la pena de año de cárcel va sumar en el caso de Marco Reina, el letrado ha dicho que "muy probablemente" se sume a la anterior de tres años de prisión. No obstante, están confiados en que la concesión del tercer grado sea automática. Se está debatiendo ante el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Castilla-La Mancha. Para la concesión del tercer grado es necesario tener cubiertas las responsabilidades civiles y cumplidos otros requisitos, que se dan en su caso, ha señalado la defensa del fisioterapeuta.

El titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Castilla-La Mancha, Antonio Moreno de la Santa, se ha inhibido y es la juez de Menores quien va a resolver la petición que está en vía de recurso.

En cualquier caso, el letrado Antonio Obejo espera que esa situación de privación de libertad no se mantenga mucho tiempo y pueda gozar del tercer grado. 

Llegado a este punto, el abogado ha asegurado que son pocos los condenados que ingresan en prisión por un delito económico de esta naturaleza y también se ha referido a la pena impuesta para remarcar que hay hechos delictivos más graves, contra las personas, con condenas menores. 

La condena. Marco Reina, que fue fisioterapeuta de varios clubes deportivos, alguno de primera división, fue condenado en diciembre de 2018 a tres años de cárcel por un delito continuado de administración desleal cuando se encargó de la promoción y puesta en funcionamiento de la residencia de mayores Andamarc, ubicada frente al Hospital General Universitario de Ciudad Real. Una condena que fue ratificada por el Tribunal Supremo hace unos meses, ingresando el procesado en prisión para el cumplimiento de esta condena. Por ello, esta mañana ha llegado a la Audiencia Provincial de Ciudad Real en un furgón policial, esposado y custodiado por la agentes de la Policía Nacional, para responder de un nuevo delito, que también se imputa a su mujer. Ambos han admitido ante el Tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia de Ciudad Real el relato de hechos de la Fiscalía, esto es, que Marco Reina "de común acuerdo con su mujer, con ánimo de impedir que su acreedora viese realizado su derecho de crédito, cometieron varios hechos constitutivos de un delito de frustración de la ejecución de los artículos 257.1.1º y 4 en relación con el artículo 250.1.5º del Código Penal, otrora alzamiento de bienes.