scorecardresearch

Ciudad Real será "pionera" en reducir el bonobús al 50%

Hilario L. Muñoz
-

La Junta de Gobierno local aprueba el cambio de la ordenanza, que se debatirá en el Pleno de Septiembre, y que busca ayudar a las familias y aumentar el número de usuarios del autobús, que el COVID ha reducido casi a la mitad

Zamora destaca el abaratamiento del precio del bus un 30% - Foto: Tomás Fernández de Moya

La Junta de Gobierno local del Ayuntamiento de Ciudad Real ha aprobado el cambio de dos ordenanzas y que se debatirán en el próximo Pleno de septiembre. Se trata de dos proyectos ya adelantados por La Tribuna y que suponen una reducción en el 50 por ciento del coste de todos los abonos del autobús para el próximo año y una modificación de la ordenanza para puestos, barracas y casetas, que se adapta al nuevo modo de gestionar el recinto ferial de la capital. 

El primero de los aspectos implicará un cambio "pionero" que busca facilitar "la movilidad sostenible y promover el transporte público", en palabras de la portavoz del equipo de Gobierno, Mariana Boadella. En la práctica, supone modificar la ordenanza A-21, que regula el uso del transporte urbano colectivo, para reducir al 50% la tarifa de todos los seis abonos que existen en la ciudad: estudiantes, 10 viajes, mensual, mensual de estudiantes y los dos abonos especiales, individual y familiar, dirigidos a familias cuyo nivel de ingresos no supere 1,5 veces el IPREM.

La medida comenzará a aplicarse a partir del 1 de enero de 2023 y es independiente de lo que haga el Gobierno. En este sentido, la reducción del 30% de la que disfrutan actualmente los usuarios del autobús, viene propiciada por un acuerdo del Gobierno de España al que se han adherido las ciudades, entre ellas Ciudad Real. En el caso del cambio de la ordenanza, se trata de una propuesta meramente municipal, que en caso de que el Gobierno no renueve la ayuda del 30%, asumirá de forma íntegra con las arcas municipales. 

Boadella recordó que el COVID ha tenido un gran impacto en los usuarios de los autobuses municipales. "La ocupación se redujo y hay que avanzar en volver a recuperar los 2 millones de viajes" que hubo en el año 2019. En concreto, en 2021, aún con restricciones, hubo 1.231.000 usuarios, por lo que una propuesta que deja en 10 euros, por ejemplo, el bono mensual, podría, "además de intentar paliar los efectos de la subida de precios que padecemos", apoyar "la movilidad sostenible en la ciudad y dejar el coche en casa".

Mientras, la segunda ordenanza que se modificará en septiembre es la A-12, en concreto la tarifa 7 y que hace referencia al recinto ferial. "Este año se sacó un concurso" y se licitó a una empresa, que es la encargada de abonar un canon al Ayuntamiento, mientras que ella cobra a los feriantes. Esto implica que ya "no procede esa tarifa en la ordenanza fiscal", por lo que se elimina del texto, mientras que las otras 10 tarifas permanecerán sin cambios.