Urbanismo pone en marcha el tramo sur de la segunda ronda

M. Lillo
-

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Ciudad Real tiene previsto aprobar hoy la propuesta para externalizar la redacción de dicho proyecto tras los trabajos previos de ordenación por parte del servicio de Planeamiento municipal

Urbanismo promueve el proyecto de ejecución del tramo sur d - Foto: Pablo Lorente

El Ayuntamiento de Ciudad Real impulsará uno de los proyectos más importantes desde el punto de vista urbanístico de la ciudad, sobre todo en el aspecto relativo al tráfico y la movilidad de la ciudad. En concreto, la Junta de Gobierno Local tiene previsto aprobar hoy la externalización del llamado proyecto de ejecución del tramo sur de la segunda ronda, el que servirá para crear un segundo anillo de circulación que permitirá desviar el tráfico rodado por la zona situada a la espalda del Hospital General, reduciendo el importante volumen de vehículos que actualmente soporta la avenida de los Reyes Católicos y la ronda. 
De la elaboración de este proyecto de ejecución, que podría salir a licitación por unos 80.000 euros, se encargará una empresa externa que debe dar la forma final al proyecto básico en el que viene trabajando desde hace tiempo el servicio de Planeamiento de la Concejalía de Urbanismo, que se ha encargado de la ordenación de toda la zona, de manera que esas directrices servirán ahora de base para la elaboración del proyecto de ejecución. Una vez redactado este proyecto deberá salir a adjudicación para la ejecución de la obra propiamente dicha, según informó a este diario la concejala de Urbanismo, Raquel Torralbo. 
De momento lo que se abordará será «la primera fase» de esta infraestructura, que servirá para unir la carretera de Fuensanta, a la altura de la rotonda del helicóptero, con la carretera de Puertollano, mientras que en una segunda fase se planteará su posterior conexión hasta la carretera de Piedrabuena. 
De esta forma, no solo se crearía una circunvalación para reducir el tráfico del interior de la ciudad, sino que se desarrollaría urbanísticamente la parte exterior de la ciudad por el sur, a la espalda del Hospital General, donde actualmente solo se aprecia campo. 
El desarrollo del tramo sur de la segunda ronda es uno de los proyectos que se contempla en el Plan de Modernización Ciudad Real 2025, en el que se aglutinaron los compromisos de la Junta, la Diputación y el Ayuntamiento, además del Estado, para inyectar más de cien millones de euros en la ciudad y modernizarla en el horizonte del año 2025. 
En dicho plan se contempla que la ejecución de ese tramo sur de la segunda ronda corresponde al Consistorio de la capital, que lo debe abordar en este año 2020, a mediados, según el propio documento, y que supondrá una inversión total de siete millones de euros para ejecutar un tramo total de 2.700 metros cuadrados. 
Esta importante infraestructura vendría a complementar la ya proyectada y adjudicada en la parte norte de la ciudad, la que unirá la carretera de Toledo, a la altura de la rotonda de Ante Rocín, con la avenida de los Descubrimientos. Esta obra sin embargo no ha comenzado, ya que ha sido objeto de discrepancias entre el Ayuntamiento y el Obispado. 
Para el inicio de la obra, el Consistorio tenía que adquirir otros 129 metros cuadrados que son propiedad de la Iglesia y que acordó comprar en septiembre por algo más de 6.000 euros. Sin embargo, el Obispado condicionó la firma de esta escritura de venta de terrenos a que el Ayuntamiento diera luz verde a unos trámites que el Obispado afirma que lleva esperando «año y medio» y que permitirían la construcción de una casa sacerdotal en la parcela del seminario. 
Esta cuestión, enquistada, ha hecho que el Ayuntamiento tenga que asignar ahora una nueva vía de financiación para la obra debido a la caducidad de la anterior, por lo que la Concejalía de Hacienda baraja que se abone con dinero del Plan de Obras de la Diputación de 2020 y parte del dinero del superávit de 2019. Esta obra se adjudicó en el mes de marzo del año pasado por más de 700.000 euros.