Un postrero gol condena a España a pelear por el bronce

EFE
-

Las 'Red Sticks' no superan a Alemania (2-3) y se citan con Inglaterra para la batalla por el tercer puesto en el Europeo

Un postrero gol condena a España a pelear por el bronce - Foto: STEPHANIE LECOCQ

Un gol de penalti córner de Nike Lorenz a falta de 48 segundos para el final condenó a selección española femenina de hockey tras caer este viernes por 2-3 ante Alemania en las semifinales del Europeo que se disputa en la ciudad belga de Amberes.
Perfectamente situadas y con las piernas frescas, las jugadoras españolas presionaron sin descanso la salida de bola del equipo alemán, que no tuvo más remedio que parapetarse detrás de su línea de veintidós.
Un claro dominio de la selección española, que encontró su premio a falta de un minuto para la conclusión del primer período con el gol (1-0) de María López. Pero cuando todo parecía más favorable para el equipo español, que llegó a disponer de una doble superioridad numérica al inicio del segundo parcial, llegaron los problemas para las Red Sticks que comenzaron a perder fuelle. Sin capacidad para mantener la asfixiante presión del primer cuarto, España fue poco a poco concediendo metros al conjunto alemán, que en este segundo período pasó de dominador a dominado.
Una circunstancia que propició varias inoportunas pérdidas de bola, que permitieron a Alemania comenzar a llegar cada vez más y más y, sobre todo, con cada vez más peligro al área española. De hecho, una nueva pérdida propició el tanto del empate del conjunto alemán, que igualó la contienda (2-2) a los 22 minutos con un gol de Cecile Pieper.
Pero España no estaba dispuesta a rendirse tan pronto y en un alarde de coraje sacó fuerzas de donde no parecía ya tenerlas, para volver a inquietar la meta alemana. Sin embargo, cuando todo parecía abocar el encuentro a la tanda de shot out llegó a falta de poco más de cuarenta segundos para la conclusión la fatídica jugada que condenó a la derrota al combinado español.
Un remate lejano punteado por Anne Schroeder y que despejó despejando con el pie la portera española María Ruiz fue sancionado, tras consultar las imágenes de vídeo, con un penalti adverso a favor del conjunto alemán. Inmejorable oportunidad que la especialista Nike Lorenz, que no había podido aprovechar los dos penaltis córneres que había dispuesto antes, no desperdició en esta ocasión para firmar con un fortísimo remate el definitivo 2-3.
Un marcador que condenó a España a pelear el próximo domingo (13,30) por la medalla de bronce ante una selección inglesa, que cayó goleada por 8-0 ante Holanda en la otra semifinal.