Una visita con trampa

La Tribuna
-

La plantilla del Viña Albali no se fía del Santa Coloma, su primer rival tras un largo parón

David Ramos imparte instrucciones durante un partido, con Buitre estirando al fondo. - Foto: Rueda Villaverde

El Viña Albali Valdepeñas retoma la competición liguera mañana sábado en el Olímpico de Badalona (18.30 horas) ante el Santa Coloma. Tras dos fines de semana de parón por la fase clasificatoria para el Mundial de Lituania, regresa la competición y lo hace con una salida trampa para los de David Ramos. 
El técnico madrileño avisó ayer, tras la última sesión de entrenamiento de su equipo en la ciudad del vino, que «no va a ser fácil ganar a Santa Coloma ni tampoco el martes a Burela. Todo el mundo se está jugando cosas y en Primera División todos los encuentros son muy duros. Hay que partirse la cara, nadie puede dormirse».
En la misma línea se pronunció Buitre. «Es un rival engañoso, ya lo demostró aquí en la primera vuelta (2-2) y va a ser complicado».
La escuadra barcelonesa ha ocupado posiciones de la zona baja desde el inicio de temporada e incluso el técnico que inició la campaña, Óscar Redondo, presentó su dimisión a finales de diciembre, llegando al banquillo una leyenda de la entidad, Javi Rodríguez.
 «Santa Coloma es un gran equipo y pensé que iban a estar más arriba, pero esta categoría está muy igualada», insistió Ramos, que apurará las horas para dar a conocer la convocatoria, ya que jugadores como Catela o Juanan arrastran distintos problemas físicos.
Buitre confesó que este parón les ha podido venir bien y apostó por seguir en esa línea que tan buenos resultados les ha proporcionado, destacando de la escuadra catalana que «les gusta tener la posesión y juegan muy vertical, con gente rápida, joven y descarada en el uno contra uno». 
David Ramos señaló respecto al parón que «no pienso si es mejor o peor para nosotros. Estábamos en una buena línea, pero también era importante que desconectásemos psicológicamente. Ahora nos vienen meses muy duros porque hay que competir sin margen de error y eso te exige mucho y te genera mucho estrés».
En una semana el conjunto vinatero disputará tres partidos (Santa Coloma fuera y Burela y Osasuna Magna en casa) y Ramos exige a sus jugadores «seguir partiéndonos la cara en la pista y seguir sumando para mantener esa posición de privilegio. Queremos seguir reivindicándonos para lo que nos viene y eso hay que plasmarlo también en la pista.
«Debemos afrontar todos los partidos con humildad y respeto», apostilló Buitre.