scorecardresearch

«Hay que fomentar las tradiciones de la Pandorga»

M. E.
-

Entrevista a Carlos Lillo, pandorgo 2022

Carlos Lillo, en la sede de la Hermandad de Pandorgos. - Foto: Tomás Fernández de Moya

En su asamblea del pasado viernes, la Hernandad de Pandorgos de Ciudad Real designaba como candidato a pandorgo 2022 al abogado de 41 años Carlos Lillo Talavera (9 de marzo de 1981, Ciudad Real), a propuesta de la Agrupación Musical Santo Tomás de Villanueva, en el año que celebra los 20 años de su fundación. Su proclamación se efectuará, en un acto público, el día 31 de julio con ocasión de la celebración de la Pandorga, fiesta de la que será su gran embajador.

¿Cómo asume este nombramiento?

Con alegría y con una ilusión muy grande. Para mí  es todo un orgullo, además de un privilegio el estar rodeado de todos los hermanos guardianes de esta tradición. 

¿Ser pandorgo supone también una responsabilidad?

Claro, porque eres el representante del pueblo de Ciudad Real y de su fiesta grande. Recae sobre tus hombros el buen hacer y el representar correctamente a la ciudad y a la Hermandad de Pandorgos.

¿De quién se acuerda en estos primeros momentos como nuevo pandorgo?

Mis recuerdos de niñez están muy ligados a mi abuela, por lo que me acuerdo mucho de ella. Ytambién me acuerdo de mi familia y amigos, que sabían las ganas que yo tenía de ser pandorgo. Mi hija desde pequeñita siempre me ha dicho que quería que yo fuera pandorgo. Me acuerdo de ella, de mi mujer, mi madre, mi padre, mi hermana y de los amigos más cercanos. 

Háblenos de esos recuerdos de su infancia en la Pandorga

Yo era un crío de 5 ó 6 años y mi abuela me llevaba a ver los bailes. Me acuerdo de pasar mucho calor, de ver bailar a Mazantini y a los grupos invitados de los pueblos, salir en la ofrenda a la Virgen, intentar colarme para ver la bajada de la patrona, saber quién iba a ser el pandorgo... Me llamaba mucho la atención todo lo relacionado con la Pandorga.Luego ya de joven recuerdo el concurso de limoná con los amigos y la familia...

¿Podrá compatibilizar su labor profesional de abogado con su nueva responsabilidad como pandorgo?

Está todo pensado. La abogacía es muy esclava porque no tenemos unos horarios establecidos. En mi caso, esta semana tengo juicios en Cataluña y también en juzgados de la provincia, pero lo iré compatibilizando y pidiendo algún favor para poder dar todo lo que pueda para mi trabajo y para la fiesta de la Pandorga.

¿En qué momento actual está la Pandorga?

Creo que ahora, que ya podemos hacer vida normal, sería el año de dar el gran empujón y lograr el reconocimiento de Interés Turístico Nacional, que ya venimos intentando desde hace años. Además, hay que fomentar las tradiciones de la Pandorga, unir y estrechar vínculos con el resto de fiestas locales y patronales que haya tanto en Ciudad Real como en los pueblos de la provincia. Que la Pandorga se conozca. 

¿Qué hay que mejorar ya de la actual fiesta de la Pandorga?

Que involucre a toda la ciudadanía en lo que es la festividad en sí para la Virgen. Mucha gente cree que la Pandorga es solo un concurso de limoná, una ofrenda que hacemos unos cuantos a la Virgen y para terminar una fiesta grande nocturna. La Pandorga es mucho más, y es lo que hay que compartirlo con el pueblo para involucrarlo. Que vean lo que es la Pandorga de verdad. 

Ese desconocimiento de la Pandorga afecta sobremanera a los más jóvenes. ¿Qué les pide el nuevo pandorgo?

Yo les pediría que, además de disfrutar la fiesta como ya vienen haciéndolo, que vayan a la Catedral a ver la 'morena del Prado', a llevarle un ramito de flores y alguna ofrenda de frutos, y que se involucren también en el resto de actividades, que hay muchas y variadas. Les pediría que vivan la Pandorga intensamente todos los días del año.