2.800 euros por abrir la casa y cambiar la cerradura

A. Criado
-

Dos vecinos de Ciudad Real denuncian a una empresa de cerrajería urgente de 24 horas por presunto fraude a la hora de cobrar los servicios prestados

2.800 euros por abrir la casa y cambiar la cerradura - Foto: Fotos: Rueda Villaverde

Un vecino de Ciudad Real denuncia que una empresa de cerrajería urgente le cobró más de 2.800 euros por abrir la puerta y cambiar la cerradura de su vivienda, ubicada en la céntrica calle Antonio Blázquez. Los hechos ocurrieron el domingo 13 de diciembre, cuando el afectado, Antonio Martín, extravió las llaves de su casa.

Días después, otro vecino de la capital se puso en contacto con este diario a través de un correo electrónico para denunciar otra presunta estafa relacionada con la misma empresa (Cerrajeros Estivamar), en este caso por un cambio de cerradura de 872,20 euros el pasado 3 de enero. «Queremos darle difusión en los medios para intentar que no vuelva a pasar a gente inocente y que actúa de buena fe», afirma el hijo de este afectado, que explica que el modo de convencer a su padre fue decirle que el seguro se haría cargo de la totalidad de la factura.

Antonio Martín, que ha denunciado su caso ante la Policía Nacional y la OMIC, buscó en internet el contacto de una empresa de cerrajería urgente y tras exponer su situación por teléfono, se presentaron tres personas para abrir la puerta de su vivienda con «un trozo de plástico». «Después desarmaron la cerradura y dijeron que se había roto y tenían que colocar una nueva, pero que como era domingo volverían al día siguiente», explica.

2.800 euros por abrir la casa y cambiar la cerradura2.800 euros por abrir la casa y cambiar la cerradura - Foto: Fotos Rueda VillaverdeEl lunes regresaron sin cerradura y Antonio les tuvo que acompañar hasta la ferretería Ojos del Guadiana (Ronda de Alarcos) para comprar una, que él mismo abonó (nos muestra la factura) por 328 euros. Desde la ferretería aseguran que no tienen ninguna relación con estas personas y que les atendieron como hacen con cualquier cliente. Tras colocar la nueva cerradura, le presentaron dos facturas por valor de 907 y 1.606 euros, respectivamente. En la segunda, además, incluyeron el coste de la cerradura que el propio afectado ya había pagado con anterioridad. Un hecho del que no se percató en ese momento, ya que se encontraba «descompuesto» por los más de 2.500 euros que le cobraban.

Como no tenía suficiente efectivo en casa, Antonio les quiso pagar con una tarjeta, pero los cerrajeros se negaron y le acompañaron hasta un cajero automático para que sacara dinero. Además, les tuvo que pagar 29 euros de más porque dijeron que no tenían cambio: «Hemos quedado varias veces para que me devuelvan esos 29 euros, pero luego no se presentan». El 22 de diciembre presentó una denuncia contra Cerrajeros Estivamar CB (su CIF se corresponde con una empresa de transporte de las Islas Baleares) por presunta estafa y aún está a la espera de noticias. Además, la dirección que aparece en el sello ubicada en Miguelturra es de un particular y nada tiene que ver con estos falsos cerrajeros.