scorecardresearch

Repi recuerda que el Villarrubia continúa "en la pomada"

La Tribuna
-

El director deportivo del club considera que "tenemos plantilla para proponernos todo lo que queramos"

Repi (en el centro), durante una asamblea. - Foto: LT

Después de un ajetreado mes de enero, con la destitución de José María Rico como punto álgido y con poco margen de maniobra para terminar de rematar la plantilla, Repi, director deportivo del Formac Villarrubia, sigue el día a día de su equipo con la confianza puesta en los mimbres que tiene en el vestuario y en el nuevo técnico, Rafa Navarro.

Sin lugar a dudas, reconocía que la decisión de destituir a José María Rico no fue nada fácil. "La destitución de Rico fue el peor trago que pasamos. Fue una decisión difícil, consensuada, meditada, pero tratábamos de buscar lo mejor para el equipo. Esto es fútbol y desgraciadamente hay que tomar decisiones en momentos determinados. Solo el tiempo y la pelotita nos dará y nos quitará razones", explicaba Repi.

Después llegó el mercado invernal, otro dolor de cabeza para cuadrar el puzzle. En este sentido, el director deportivo tenía muy claro que "no nos podíamos volver locos porque, a pesar de ser un proyecto totalmente nuevo, éramos conscientes de que había mimbres. La prioridad era un mediocentro para dar más equilibrio al centro del campo y creo que con Javi Hervás hemos acertado en experiencia, veteranía y empaque. Y luego llegaron más jugadores para dar un plus de cantidad y calidad al equipo y, sobre todo, competencia". En este sentido, reconocía que "yo creo que tenemos plantilla para proponernos todo lo que queramos. Luego podremos ganar, perder o empatar, pero los que entienden del fútbol, saben que tenemos muy buen equipo y que podemos aspirar al play off de ascenso. Por eso, creo, sinceramente, que hemos hecho un buen trabajo para ser un proyecto totalmente nuevo".

Curiosamente, uno de los frentes en los que trabaja Repi Labrador es el proyecto para el próximo año. De ahí que "estamos valorando varias renovaciones que nos valgan tanto para Tercera División como para un supuesto ascenso. En el Formac Villarrubia nos equivocamos como todo el mundo, pero tenemos muy clara nuestra línea de trabajo y tenemos siempre en mente la perspectiva de futuro".

En cuanto a lo deportivo y a la mera actualidad del club blanquiazul, el director deportivo hacía autocrítica y señalaba que "un equipo que quiere aspirar a estar arriba o ascender, no puede dejarse tantos puntos en casa. Pese al buen trabajo del equipo, creo que se nos han escapado demasiados puntos en casa, pero todavía nos quedan nueve partidos y creo y confío que este equipo va a ir a más. Seguimos en la pomada y no podemos olvidar que nuestro objetivo de hoy es jugar el play off de ascenso. El equipo va quinto, en posiciones de privilegio y tiene mucho que decir en los próximos nueve encuentros".

Por último, se refería al partido de este sábado ante el Quintanar del Rey y destacaba que "es un partido con puro sabor a play off. Quizá el Quintanar sea una buena piedra de toque para pulsar nuestras opciones, pero confío en el trabajo del equipo y en el apoyo de nuestra afición que cada día se vuelca más por el equipo. Ojalá sea una fiesta, consigamos la victoria y lleguemos al partido del Escartín con la moral alta".