Obras para adaptar la estación a la liberalización de trenes

A. Criado
-

Con una inversión de 208.000 euros, el proyecto contempla que una de las vías de ancho convencional pase a explotarse como internacional, además de la modificación de la catenaria.

Estación de tren de Puertollano, en una fotografía de archivo. - Foto: P. G. M.

La liberalización del transporte ferroviario de viajeros romperá el monopolio de Renfe en el mercado de la alta velocidad y conllevará la ejecución de una serie de obras en las estaciones para su adaptación a este nuevo escenario en el sector. Es el caso de Puertollano, donde el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) llevará a cabo trabajos por valor de más de 200.000 euros en los próximos meses.
Así lo confirmaron a La Tribuna fuentes de Adif, que ha sacado a licitación un contrato por valor de 208.000 euros (impuestos incluidos), con el objetivo de «definir la situación actual de la estación de Puertollano». «A partir de este diagnóstico, se concretarán las actuaciones necesarias que permitirán adecuar las instalaciones actuales a las nuevas necesidades previstas de cara a la próxima liberalización del transporte de viajeros», apostillaron.
Actuaciones previstas. Por un lado, Adif tendrá que acometer una nueva configuración de las vías. Está previsto que una de las vías de ancho convencional o ibérico (1.668 milímetros) pase a explotarse como ancho internacional (1.435 milímetros). Además, una de las vías mango (vía muerta de corta longitud) pasará a ser una vía de apartado de ancho convencional, y se construirá además una nueva vía mango al oeste de la estación.
En lo que a línea aérea de contacto se refiere, los trabajos se centrarán en la sustitución, tendido y adaptación del actual sistema de catenaria, de acuerdo con los nuevos condicionantes de explotación de la estación. También se modificará la cabina del enclavamiento electrónico, que es la instalación desde la que se controlan los elementos de vía por medio de circuitos electrónicos. Con esta medida se persigue su adaptación a la nueva estructura de vía, incluyendo hardware, grupo de relés y modificación del software.
Por último, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias llevará a cabo la adecuación del sistema de control de tráfico centralizado de Madrid Puerta de Atocha, para integrar la modificación del enclavamiento actual de Puertollano con la nueva configuración de vías.
La liberalización del sector romperá en menos de dos años el monopolio de la operadora pública Renfe en el mercado de alta velocidad, pero no ocurrirá lo mismo con los servicios ferroviarios sujetos a obligación de servicio público (Cercanías, Media Distancia, Ancho Métrico y Avant), que prestará hasta que se vuelvan a licitar en 2033.