"Queremos continuar la legislatura sin subir impuestos"

M. Lillo
-

Nicolás Clavero, concejal de Hacienda de Ciudad Real, en una entrevista a La Tribuna hace balance de lo que se hizo a nivel económico en la pasada legislatura y las políticas económicas de los próximos años

"Queremos continuar la legislatura sin subir impuestos" - Foto: Tomás Fernández de Moya

El Pleno aprobó recientemente el primer presupuesto de la legislatura, el primero también del pacto PSOE-Cs, ¿ha sido más fácil o más difícil sacarlo adelante que con Ganemos en la legislatura anterior?
Creo que no es comparable. En los cuatro anteriores, el proyecto de presupuestos lo hacía el equipo de Gobierno, el PSOE sólo, y luego Ganemos presentaba enmiendas que teníamos que negociar de cara al Pleno para aprobar los presupuestos. Ahora Cs está integrado en el equipo de Gobierno y hemos hecho unos presupuestos de equipo de Gobierno, pensando en todas las concejalías con independencia de si están ocupadas por el PSOE o por Cs. En este sentido ha sido más fácil la presentación y hemos hablado con todos los concejales, del PSOE y de Cs, para dar el cierre final al presupuesto. Una vez que hemos visto el proyecto ya teníamos la plena seguridad de que se iba a aprobar con independencia de que aceptaramos unas enmiendas u otras de los grupos de la oposición.
¿El pacto con Cs ha venido a dar tranquilidad al Ayuntamiento?
Sí, pienso que cuando se hace un pacto de Gobierno, no de investidura, las cosas son más fáciles una vez que se llevan a los Plenos, aunque también hay que hacer la preparación previa con todos los concejales, con independencia del grupo del que sean y teniendo en cuenta el acuerdo que firmamos de gobierno.
¿Cómo está funcionando ese pacto?
Está funcionando bien, vamos avanzando y la relación entre los concejales del PSOE y los de Cs hasta ahora es estupenda y no hay ningún tipo de fricción. Puede haber alguna discrepancia, pero igual que la puede haber entre los propios concejales del grupo socialista.
¿Teme que el acuerdo que están pactando a nivel nacional PP y Cs en País Vasco y Cataluña pueda suponer la ruptura de acuerdos locales, como es el caso de Ciudad Real, aunque Inés Arrimadas ya ha avanzado que no desea romperlos?
Nosotros aquí estamos intentando que no nos afecte la postura de los respectivos partidos políticos a nivel nacional, que no afecte al pacto que tenemos firmado en el ámbito municipal. Pienso que no va a tener ninguna incidencia. Son estrategias en las comunidades autónomas, como el PSOE puede llevar otras estrategias y de hecho las lleva, diferentes en el plano nacional. Ambos partidos estamos en esa línea de defender el pacto local que tenemos y desarrollarlo y que beneficie lo máximo posible a los vecinos de Ciudad Real.
El presupuesto de este año, 71,7 millones de euros, prevé una bajada del 1,31% a pesar de que se insiste en que las cuentas están saneadas, ¿a qué se debe ese descenso?
La disminución del presupuesto, más que real es nominal, porque he intentado que el presupuesto se vaya acercando más al techo de gasto y de ahí viene esa disminución. Eso es muy difícil de ajustar porque son muchos los servicios y es difícil decir a priori cómo vamos a terminar el año, pero hemos estado dando un repaso a muchas partidas en las que digamos que había un cierto exceso en los presupuestos anteriores y hecho un cierto ajuste y de ahí viene la disminución, fundamente para acompasarlo al máximo posible con el techo de gasto.
En la legislatura pasada prácticamente no había Pleno en el que usted no criticara las ‘leyes Montoro’, ¿Exigirá ahora al Gobierno de PSOE-Podemos que las elimine?
En una opinión personal, yo creo que las normas del techo de gasto y de la estabilidad presupuestaria en relación con el superávit deberían modificarse. Creo que no van a desaparecer porque es una imposición que viene dada por Europa y el Gobierno central tiene que establecer un techo de gasto teniendo en cuenta todas las administraciones. Por lo tanto, creo que no se van a quitar en los municipios. No obstante, también creo que haría falta una modificación de la aplicación de la regla de gasto para que fuera más operativa en el funcionamiento de los ayuntamientos.
¿Les sigue constriñendo a la hora de hacer las cuentas y de invertir el superávit?
El techo de gasto, en sí mismo, nos crea dificultades tal y como está planteado. Sabemos que no va a desaparecer pero debería cambiarse la propia normativa y, por ejemplo, si un Ayuntamiento gasta menos un año de lo que tiene establecido, debería adaptarse la norma para que no salga perjudicado en el techo de gasto siguiente. Ahora lo que está establecido es: al techo de gasto que se liquida en un ejercicio se le incrementa un tanto por ciento para el año siguiente, por lo tanto, si has ahorrado o has gastado menos en el ejercicio, te está perjudicando para el techo de gasto del año siguiente. Es un poco contradictorio porque si lo que se pretende es que gestionemos bien y gastemos lo estrictamente necesario y contratemos con las bajadas económicas que ya estamos teniendo, si luego tienes un gasto inferior al techo que tienes marcado, lo suyo sería arrancar el ejercicio siguiente con el techo de gasto teórico que correspondería y no con el que se ha terminado el ejercicio anterior.
El Ayuntamiento tenía 7,9 millones de superávit de 2018 para invertir en obras financieramente sostenibles. ¿Qué grado de ejecución hay de este superávit y de ejercicios anteriores?, ¿Cómo se le explica a los vecinos dónde ha ido a parar ese dinero?
El superávit de 2018 y de ejercicios anteriores ha ido a las inversiones que hemos ido acordando en diversos Plenos y que se están ejecutando. Las obras de 2017 están todas prácticamente terminadas, excepto una, que hemos tenido el problema que ya conocemos de la ronda norte por los terrenos que nos falta adquirir. El resto están terminadas. De 2018 están todas en periodo de contratación, algunas ya están adjudicadas, como en el caso de La Atalaya que ya está firmada la escritura y pagada la adquisición de los nuevos terrenos, y también estamos adjudicando adquisiciones de autobuses, de compra de equipamiento de limpieza y vamos abriendo en mesa de contratación las licitaciones de pavimentaciones de calles.
No obstante, hay algunas obras que llevan mucho tiempo pendientes, como la peatonalización de las calles Bernardo Mulleras y Alfonso X, ya anunciada en 2015, ¿por qué se ha retrasado?
Tenemos dos obras importantes en cuanto a peatonalización del centro. Una es esta de Bernardo Mulleras y Alfonso X y otra la calle Toledo, Calatrava, Feria y parte de Caballeros. Ésta ya está adjudicada y posiblemente empezará la obra en un plazo de un mes o mes y medio, como mucho. En cuanto a la anterior falta una parte del informe sobre bajas temerarias, que es la que se refiere a la renovación de redes de agua y saneamiento, y el retraso viene debido por la baja por enfermedad del jefe de servicios de Infraestructuras y estamos viendo que otro técnico municipal pueda informar de esta parte de la baja para poder hacer la adjudicación.
Las peatonalizaciones están causando posiciones encontradas, ¿considera que serán beneficiosas para la ciudad?
Sí, estas posiciones se han registrado siempre. Yo viví una experiencia anterior de implantación de varias peatonalizaciones en los años 90, cuando hubo opiniones muy encontradas en cuanto a que no se hicieran por parte de algunos comerciantes y resulta que esos comerciantes luego lo que han hecho ha sido adquirir más locales de su propia calle peatonal porque han tenido que ampliar el negocio, con lo cual está demostrado que las calle peatonales no perjudican a los negocios, sino todo lo contrario. En estas calles de ahora, en principio, no tenemos ninguna oposición. Dudas puede tener todo el mundo, pero se tuvo una reunión con los comerciantes y tampoco vemos que haya una oposición a estas peatonalizaciones.
¿Cómo ve la situación económica de la ciudad? Las cifras del desempleo son preocupantes y sigue sin desarrollarse el polígono Sepes.
Es fundamental para cualquier ciudad el que haya generación de empleo. Dentro de las competencias municipales, ya estuvimos haciendo las gestiones pertinentes con Sepes para desarrollar el polígono Oretania y ahí está el compromiso de Sepes de desarrollar más de 100.000 metros cuadrados en una primera fase y se está trabajando en esta línea desde entonces.
¿En qué situación se encuentra ese polígono? Se anunció antes de las elecciones pero se sabe poco más al respecto.
Puede parecer que fue un anuncio y se quedó ahí parado, pero desde entonces se está trabajando en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA). Son trámites lentos y se ha solicitado alguna documentación complementaria. De hecho, estamos hablando con la Junta para que agilice todo lo posible el estudio de la DIA para que Sepes pueda plantear su propio proyecto de parcelación.

¿Debe ser una realidad en esta legislatura?
Seguro, seguro que sí. Sepes es el primer interesado en que la DIA salga cuanto antes para presentar el proyecto de parcelación al Ayuntamiento y a la Junta, que es la que tiene que autorizar finalmente la modificación de lo planteado.

¿Qué previsiones tiene en cuanto a la plantilla del Ayuntamiento? Ya se vio mermada durante la crisis, pero en la legislatura pasada se puso ya fin al plan de ajuste.
Sigue habiendo limitaciones legales, no solamente del plan de ajuste, que ya no está, pero existen las limitaciones de las leyes de presupuestos, que nos marcan unos límites de renovación de las jubilaciones, ya están al 100% de las que se produzcan y en la Policía al 115%, de manera que donde más renovación habrá de las plantillas será en la Policía Local, puesto que hubo unas jubilaciones anticipadas que tendremos que cubrir, pero todavía existen dificultades para hacer una ampliación real de plantillas. Estamos mantenimiento un nivel alto de contratación de temporales, con el fin de apoyar el funcionamiento de los servicios, y también se ha acordado con los sindicatos el que se vayan abriendo procesos de consolidación de plazas de interinos para tener unas plantillas estables, e iremos creciendo en la medida en la que los Presupuestos Generales del Estado nos lo permitan.

En general, ¿cómo califica la situación económica del Ayuntamiento?
Tiene una situación saneada económicamente, viene reflejada por los superávits que tenemos año tras año, por las inversiones que podemos acometer con estos superávits y por la liquidez que tenemos, que nos permite pagar a los proveedores en uno de los plazos más cortos del país, entre ocho y diez días desde la aprobación de las facturas. Tenemos una situación buena.

¿Cuál será la senda económica municipal en esta legislatura?
En el tema presupuestario y fiscal nos mantenemos en no subir los impuestos. Es el quinto año sucesivo que no hemos retocado ninguna tasa, ningún precio público, ningún impuesto. Pretendemos continuar la legislatura sin incrementar ningún impuesto, ni tasas ni precios públicos y continuaremos bajando los tipos del IBI hasta lo que tenemos firmado en el contrato del equipo de Gobierno, al 0,78. Por lo tanto, es posible que los superávits vayan descendiendo puesto que si los ingresos no suben y los gastos sí, se reduce el superávit. No obstante, entendemos que no va a ser necesario retocar impuestos en esta legislatura.

No obstante, sigue siendo uno de los tipos del IBI más altos del país.
Ya, pero es que esa es la herencia que recibimos.

Supongo que los vecinos lo que quieren es que se les baje el recibo y no hablar de herencias de unos partidos y otros, ¿no cree?
Sí, pero que no solamente se paga el IBI, es el conjunto de los impuestos y el único que ha subido, muy poquito, es el IBI y el resto están congelados, es decir, que en el conjunto prácticamente no se ha subido nada, por lo tanto, lo que no podemos es entrar en bajadas generalizadas de impuestos porque entraríamos en bajadas generalizadas de gastos y peligraría la prestación de los servicios.

La revisión del valor catastral, que también condiciona el IBI, finaliza en 2021, ¿se prevé una nueva actualización?
No, no planteamos nuevas revisiones catastrales.

¿Cuál es la política del Ayuntamiento en relación con los préstamos? En el presupuesto la partida de inversiones no llega al millón de euros y se confía todo al superávit...
El nivel de inversiones cada vez va a ser menor por la propia aplicación de la regla de gasto, ya que los servicios siguen creciendo en el gasto, aunque sólo sea por la propia inercia del IPC o porque los salarios de los trabajadores siguen incrementándose, por lo que consumen más del presupuesto y del techo de gasto, y el capítulo de inversiones no puede tener un crecimiento importante. Así, la mayor parte de la inversión viene dada por la aplicación de superávits y así seguirá siendo mientras existan esos superávits.

¿No se van a concertar préstamos?
Dentro de esas inversiones que se han programado en el presupuesto, de en torno a un millón de euros. No se va a recurrir al préstamo.

¿Cuál es la deuda municipal y cómo va a evolucionar?
La deuda está en 5,7 millones de euros y la previsión es reducirla en torno a un millón de euros en este año.
 



Las más vistas