scorecardresearch

"Me gusta volver a una cosa fantástica como la pintura"

M. Lillo
-

Tras pasar una larga vida profesional dedicada al periodismo, como jefe de Gabinete del exrector de la UCLM Luis Arroyo, vuelve a plasmar su pasión por la pintura en una colección de 29 obras que expone durante un mes en el hotel NH de la capital

"Me gusta volver a una cosa fantástica como la pintura" - Foto: Rueda Villaverde

El universo pictórico de su juventud regresa en la madurez de Ángel Alcalde, natural de Alamillo, y quien tras pasar una larga vida profesional dedicada al periodismo, como jefe de Gabinete del exrector de la UCLM Luis Arroyo, vuelve a plasmar su pasión por la pintura en una colección de 29 obras que expone durante un mes en el hotel NH de la capital.

¿Por qué 'Luz y color' como título de la exposición?

Porque venimos de una época un poco sombría y a mí me apetecía pintar cosas agradables y las cosas agradables son la luz y el color. Me gustan mucho los paisajes abiertos, con mucha luz, y el color y esa es la primera razón por la que en tiempos de pandemia me puse a pintar este tipo de cosas. La situación creo que lo requería.

"Me gusta volver a una cosa fantástica como la pintura" - Foto: Rueda VillaverdeDe hecho, su regreso a la pintura fue con la pandemia, ¿no?

Sí. La pintura fue mi primer oficio, empecé mientras estudiaba en Madrid en el instituto y estaba en un taller de pintura con Antonio López (el reconocido artista tomellosero) y pintábamos la cartelera de los cines de La Gran Vía. Después me fui a la Escuela Oficial de Periodismo y después a la facultad, por lo que dejé la pintura. Yo estuve en la Universidad con Luis Arroyo casi 25 años, pero son etapas que se van quemando y ya jubilado he visto que me apetecía volver a mi antiguo oficio, que es la pintura, y me está gustando porque es una situación en la que me encuentro muy cómodo. Me gusta volver a una cosa tan fantástica como es la pintura, donde manejas muchas cosas y creo que va a ser para mí una etapa bonita.

¿Qué supone para usted alumbrar esta exposición?

"Me gusta volver a una cosa fantástica como la pintura" - Foto: Rueda VillaverdeUna alegría bastante importante porque estamos luchando contra los elementos y todo lo que suponga trabajo, experiencia y poder hacer cosas creativas, emocionantes y que te gusten, ya es importante. Estoy en una situación en la que pienso que todos deberían estar, ser feliz después de haber hecho cosas que te han gustado durante tu vida y en la que ya no trabajas por dinero, trabajas por amor o por inquietudes de todo tipo.

¿Su idea es seguir pintando?

Sí, yo espero seguir haciendo cosas. Estoy trabajando con una empresa americana que vende mucho por internet, yo ya he vendido algunos cuadros y ahora creo que voy a hacer próximamente una exposición en Vancouver (Canadá).

"Me gusta volver a una cosa fantástica como la pintura" - Foto: Rueda Villaverde¿Con esta muestra o con otra?

Creo que será con un poco de esta muestra y también me adaptaré a las costumbres de los canadienses, que las estoy estudiando, por lo que tendrá más cosas.

¿La naturaleza y la tauromaquia siguen siendo sus fuentes de inspiración?

En la muestra hay temas taurinos porque yo tengo familia taurina y  me gustan los toros. Son un buen motivo para pintar y para fotografía. Los toros dan muchas alegrías en la pintura y en la literatura. También me gusta la naturaleza, los paisajes, sobre todo tratándolos desde un punto de vista del impresionismo y a veces del expresionismo, que esto choca un poco con lo que yo hacía cuando pintaba las carteleras de cine, que era todo hiperrealista. Yo me deshago de todo eso un poco y el camino este del impresionismo y el expresionismo me permite jugar con los colores como a mí me gusta, por lo que creo que seguiré por ahí. Cada uno tiene que buscar su estilo y el mío irá por ahí, muy colorista. El tema de la mujer, los desnudos, también me gusta tratarlo en la pintura de una forma delicada.  

¿Qué supone para usted haber pintado con Antonio López?

Es muy emocionante haber estado pintando a su lado durante unos tres años en los que yo estuve en el taller y eso siempre te deja una impronta porque siempre vas sedimentando aquello que has vivido, pero ojalá fuera yo como Antonio López, ojalá me pareciera siquiera, pero eso imposible. Antonio López es un genio.