Mario Simón, más que satisfecho pese a la eliminación

Alemoy
-

El técnico elogia el comportamiento del Yugo Socuéllamos ante el Mirandés, en un partido donde «tuteamos a un rival de categoría superior»

Mario Simón, durante un partido liguero. - Foto: I. B.

El Yugo Socuéllamos ya puede orientar todos sus esfuerzos a la competición que más le importa, la Liga. Este miércoles era eliminado por el Mirándes a las puertas de la final de la Copa Federación tras el 1-1 con que el finalizaba el partido de vuelta disputado en el Paquito Giménez, en una eliminatoria que ya vino muy adversa de tierras burgalesas (3-0). El equipo de Mario Simón ponía punto y final a «una competición en la que hemos estado por encima de lo que esperábamos», resumía su técnico, que recordaba que el ciudadrealeño ha sido el único equipo de Tercera en semifinales.
Además, Simón subrayaba su «orgullo» por una plantilla a la que en el choque con el Mirandés «no se le puede poner ni un pero; con 0-1 y en el minuto 90 mis jugadores corrían buscando el gol del empate». «Hemos tuteado a un rival de categoría superior; por fases hemos sido mejores que ellos y no se ha visto la diferencia de categoría entre ambos», decía satisfecho el preparador del Yugo Socuéllamos, que se lamentaba del gol anulado a Antonio Megías en la primera mitad.
Ya advertía Mario Simón que este doble duelo con un adversario del potencial del conjunto de Miranda de Ebro, segundo clasificado del Grupo II de Segunda B y uno de los aspirantes al ascenso a Segunda, se lo tomaba su equipo como un ensayo general de cara al futuro play off, una prueba que «hemos aprobado con nota».
Por último, el preparador albaceteño agradecía el respaldo de la afición durante todo el choque de vuelta, animando al equipo hasta el último momento y pese a que la eliminatoria estaba más que decantada.
Ahora, el equipo socuellamino ya piensa en su próximo compromiso en Tercera, este domingo en casa ante el Villacañas (12 horas), en una competición en la que está ofreciendo un dominio aplastante pero en la que «no nos debemos relajar».
Por su parte, Borja Jiménez, entrenador del Mirandés, aplaudía la «intensidad y concentración» con la que afrontó su equipo un partido de vuelta que se convertía en «un trámite» cuando Claudio hacía el 0-1 en la segunda mitad.