Darío, indignado con el Guadalajara

La Tribuna
-

El entrenador del Calvo Sotelo acusa el equipo alcarreño de emplearse con una dureza excesiva en el Cerrú, y al árbitro por permitirlo

Darío, indignado con el Guadalajara - Foto: Rueda Villaverde

El partido de la jornada que enfrentaba en el Cerrú al Calvo Sotelo y al Guadalajara finalizó con tablas en el marcador (1-1) y un monumental enfado del técnico local, que en la rueda de prensa posterior estallaba con críticas a la excesiva dureza empleada por su rival y a la cómplice permisividad del colegiado, Muñoz Méndez. «Fuimos mejores, dominamos, controlamos y tuvimos ocasiones. Mi equipo jugó al fútbol y no al ‘no fútbol’, como ellos. Merecimos los tres puntos», decía.
El entrenador de Calzada cree que el árbitro, aunque expulsó a dos jugadores visitantes, perdonó varias tarjetas amarillas, lo que provocó que los alcarreños no bajaran el listón de su juego duro. «Si nosotros hacemos fuera de casa lo que ellos han hecho aquí, nos expulsan a todos. Nos pegaron hostias hasta en el cielo de la boca. Allí nos hincharon a hostias y aquí volvió a pasar. Normal que celebren el empate como una victoria. Tiraron una vez a puerta y marcaron un gol», decía muy molesto el entrenador del Calvo Sotelo.  
Pero dejando a un lado su enfado con el colegiado, Darío ensalzaba la actitud y entrega de sus jugadores, que se mereció la victoria ante el que era segundo clasificado. «Estoy orgulloso de mi equipo porque fuimos mucho mejores. Quiero dar la enhorabuena a la afición por el empuje que nos dio cuando más lo necesitábamos y creo que conseguimos un punto que nos sabe a poco».
Darío, técnico del Calvo Sotelo, impartiendo instrucciones.Darío, técnico del Calvo Sotelo, impartiendo instrucciones. - Foto: Yolanda LanchaEl Calvo Sotelo, sexto a dos puntos del play off, visitará al Almansa la próxima jornada.