Condenado a 4 años por robar en viviendas de todo el país

E. Press
-

Utilizaba técnicas tales como fingir trabajar como comerciales y sustraer objetos que se encontrasen en su interior, preferiblemente joyas y dinero, por todo el territorio nacional, utilizando para sus desplazamientos dos vehículos de alquiler

Condenado a 4 años por robar en viviendas de todo el país - Foto: Rueda Villaverde

La Audiencia Provincial de Ciudad Real ha condenado por conformidad a cuatro años de prisión al acusado de cometer hasta nueve robos en ocho días en diferentes puntos del territorio nacional. Unos hechos que han sido considerados por la sala como constitutivos de un delito continuado de robo con fuerza en las cosas en casa habitada.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, señala que por "expresa conformidad de las partes", se declara que el acusado, M.I.C.A., en compañía de otros individuos contra quienes no se ha celebrado el juicio, con "ánimo de ilícito enriquecimiento", de manera concertada y coordinada, planificaba y se repartía tareas o funciones con el fin de entrar en viviendas, previa comprobación de que sus moradores no se hallaban en las mismas.

Utilizando técnicas tales como fingir trabajar como comerciales y sustraer objetos que se encontrasen en su interior, preferiblemente joyas y dinero, por todo el territorio nacional, utilizando para sus desplazamientos dos vehículos de alquiler.

Condenado a 4 años por robar en viviendas de todo el paísCondenado a 4 años por robar en viviendas de todo el país - Foto: Foto: Tomás Fernández de Moya

Así, el documento condenatorio explica la manera de proceder de los delincuentes consistentes en vigilancias previas, controlando y merodeando una zona concreta, labor para la cual se separaban en dos grupos y realizaban batidas a pie estudiando la entrada y vía de escape, colocando los vehículos de manera estratégica para posibles huidas; elección del objetivo.

Este solía ser, señala la sentencia, aquellos que presentaban menos sistemas de seguridad, siendo la forma más habitual de acceder a las viviendas mediante el forzamiento y extracción del bombín, así como el uso de ganzúas y una llave de tensión y el método de la radiografía.

En una manera de actuar tendente a moverse o a cambiar de lugar de acción con mucha frecuencia y mientras unos se encargaban de llevar a cabo la ejecución del delito, el resto se mantenían en el exterior llevando a cabo funciones de vigilancia y control.

Asimismo disponía de instrumentos para poder cometer los delitos, algo que según la sentencia evidencia su especialidad, camuflados en los vehículos, utilizaban teléfonos móviles junto con auriculares a fin de establecer una continua y eficaz comunicación entre los mismos; adoptaban medidas de seguridad, entre las que cabe destacar la de realizar varias vueltas a una misma rotonda, con el fin de detectar un hipotético seguimiento, y ocultaban los efectos sustraídos en los vehículos en lugares de difícil hallazgo.

La sentencia enumera entre los días 30 de mayo de 2018 a 5 de junio hasta nueve robos distintos cometidos por los acusados en los que apropiaron de diferentes botines y en diferentes puntos de la geografía Española como Toledo, Ciudad Real, Córdoba, Jaén y Málaga.

Unos delitos por los que el acusado además de la pena de prisión deberá hacer frente a más de 11.300 euros en concepto de indemnizaciones a los afectados por los robos.

También se ordena el decomiso de los efectos y el dinero intervenido además de la destrucción de las ganzúas, las herramientas, los plásticos, el extractor de bombines, el kit de piedra y líquido reactivo para oro y la bolsa de tornillos autotaladrantes.