Bolaños y Almagro usarán los pozos para abastecimiento

Ana Pobes
-

La sequía ha provocado que el embalse de la Vega del Jabalón esté por «debajo de los seis hectómetros cúbicos» y se busquen soluciones para garantizar el suministro.

Bolaños y Almagro usarán los pozos para abastecimiento - Foto: RUEDA VILLAVERDE

La falta de agua está suponiendo un quebradero de cabeza para el Consorcio de Abastecimiento de Agua de la Vega del Jabalón. La sequía ha provocado que el embalse  del mismo nombre, que abastece al Campo de Calatrava y principalmente a los municipios de Bolaños de Calatrava y Almagro, se encuentre por «debajo de los seis hectómetros cúbicos». Situación que ha hecho saltar las alarmas y que la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) urgiera a la elaboración de un plan de alerta para garantizar el abastecimiento a más de 45.000 personas de la comarca. Y en ese plan es en lo que está trabajando el consorcio y los ayuntamientos como Bolaños y Almagro, cuyos alcaldes están «en constante contacto» para buscar fuentes alternativas que pudieran dar suministro a la población en caso de emergencia. Una de esas alternativas, comenta el alcalde de Bolaños, es el uso de los pozos que están al lado de los depósitos y que «suministrarían agua en situaciones de emergencia y hasta tener otra fuente».
Una actuación «temporal», insiste el regidor bolañego y también presidente del Consorcio de la Vega del Jabalón, quien insta a la Confederación Hidrográfica del Guadiana y a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha a que «se pongan a trabajar de manera seria para dar una solución a una comarca entera». «Alguien nos tiene que suministrar el agua, y eso no es competencia de los ayuntamientos. Bastante estamos haciendo ya en buscar soluciones, ya que  la CHG y la Junta es quien tiene la responsabilidad de darnos agua en cantidad y en calidad pero mientras tanto no nos podemos quedar parados», lamenta.  
De momento, el uso de los pozos es una de las opciones para que los vecinos no se queden sin agua pero no garantizaría el abastecimiento de forma definitiva. Para ello, recalca Valverde, habría que hacer un estudio «mucho más profundo y desde el punto de vista geológico de cara a conocer con más detalle las capacidades de esos acuíferos y saber la duración de ese suministro, pues  llega un momento en el que el pozo ya no tiene más agua», argumenta.
Pero encima de la mesa otras alternativas a más largo plazo. Es el caso, por ejemplo, del trasvase desde la Cabezuela y que el presidente de la confederación, Samuel Moraleda, se comprometió a llevarlo a cabo en caso necesario en una de las últimas reuniones mantenidas con responsables del consorcio donde aseguró que «había agua al menos para el verano y posiblemente para el otoño». Otra posibilidad, recuerda Valverde, un trasvase del Tajo a la Llanura Manchega por los ramales que llegan al Campo de Calatrava o una posible intervención desde el propio Gasset con la que poder llevar agua hasta la Vega del Jabalón. Actuaciones que supondrían una «importante inversión y una planificación previa». Hasta entonces, y con los pozos como la opción más inmediata en caso de emergencia, los responsables y municipios que conforman el Consorcio de Abastecimiento de Agua de la Vega del Jabalón confían en que la climatología cambie y lleguen por fin las esperadas lluvias.