scorecardresearch

Ada Beza: «Quería plantear un conflicto moral al lector»

Diego Farto
-

Ada Beza es el seudónimo de una joven escritora andaluza residente en Ciudad Real que prefiere mantener su anonimato

Ada Beza. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Después de una gran acogida en Argentina, Los ojos del diablo, su primera novela, acaba de ser publicada en España de la mano de la editorial Vestales.

¿Cuándo se dio cuenta de que tenía una novela?
Desde pequeña me ha gustado mucho escribir, lo tenía como hobby. Escribí este libro hace muchos años. Empecé a corregirlo durante la pandemia, se lo enseñé a mi familia, que lo leyó y me dijo que tenía que publicarlo, algo que yo no me había planteado. Empecé a escribir a varias editoriales y rápidamente me contestó Vestales, una editorial argentina, diciéndome que querían publicarlo. Firmamos el contrato y se publicó allí el año pasado, donde ha recibido muy buenas críticas. De hecho, me han pedido una segunda parte que se va a publicar dentro de poco.

¿Cómo es la trama de 'Los ojos del diablo'?
Es una historia de amor que transcurre durante la Segunda Guerra Mundial entre un soldado nazi y una joven judía, durante el holocausto. Estamos en 1942, Polonia está invadida por los nazis. La protagonista femenina, Eva, que es quien cuenta esta historia en primera persona, vive encerrada en una granja junto a otras familias judías, ya que en ese momento los nazis están deportando a los judíos a los campos de concentración. El libro comienza cuando un grupo de nazis, la Gestapo, encuentra la granja por casualidad mientras huye de la resistencia polaca. Al estar su superior herido, los nazis deciden esconderse allí durante un tiempo en el que estarán conviviendo todos juntos, opresores y víctimas. Entre los soldados nazis se encuentra Bergen, el protagonista masculino. Se trata de una novela de género romántico. 

Con una trama así el trabajo de documentación previa sería interesante, ¿cómo lo resolvió?
Es muy complicado porque el holocausto es muy complejo, es un tema muy sensible que requiere respeto, en el que tampoco debes edulcorar nada porque eso sería faltar a la verdad. Tuve que investigar en distintas fuentes ya que, aunque lo principal sea la historia de amor, el conflicto histórico está ahí y se desarrolla a lo largo de la novela. Lo que hice fue buscar información en libros y en testimonios de personas que lo vivieron. Creo que esa es la mayor fuente de información, escuchar a personas que estuvieron allí.  

¿Qué fue lo más difícil a la hora de dar cuerpo a la novela?
Creo que Eva es un personaje con el que es muy fácil empatizar. Desde el principio se refleja que es una buena persona que se enfrenta a una situación muy complicada, y que trata de hacer siempre lo que se supone que es correcto. Salgan como salgan las cosas, su intención es buena. Pero Bergen es un personaje muy complejo. Estamos hablando de un protagonista masculino que es un nazi. Siempre quise que el libro fuese un conflicto moral para el lector. Que, a través de Eva, conocieses a Bergen, y que fueses tú como lector el que decidiese si estaba bien o estaba mal enamorarse de él. Siempre he creído que hay personas malvadas en el mundo, que las pongas donde las pongas, serán malvadas, pero, existen otras, pocas, que simplemente han nacido en el momento y en el lugar equivocados, que podrían haber sido diferentes si hubiesen tenido la oportunidad. Es muy difícil hacer que alguien se plantee de verdad si una persona así merece o no esa oportunidad. 

También habrá recibido críticas, ¿qué le dicen?
Acepto todas las críticas, creo que ayudan a aprender, aunque casi todas las que he recibido son de gente que no se ha leído el libro. Entiendo que es un tema controvertido. .   

¿Qué es lo que aborda en la continuación de la novela?
En la segunda parte veremos aún más el desarrollo de la guerra, llegaremos hasta su final en 1945, aunque el tema principal sigue siendo el amor.