scorecardresearch

Enseñar ciberseguridad a los que enseñarán

Hilario L. Muñoz
-

La Policía lleva casi una década impartiendo clases a los futuros profesores de la UCLM con el objetivo de que tengan herramientas que eviten casos de 'bullying' o de 'sexting' en las aulas

Enseñar ciberseguridad a los que enseñarán - Foto: Rueda Villaverde

La Policía Nacional lleva años impartiendo un taller a los futuros maestros en la Facultad de Educación. Se trata de una iniciativa que cada año trata de dar herramientas a quienes van a ser profesores con el objetivo de cortar de raíz cualquier situación de peligro o delictiva que pueda ocurrir en un centro educativo. Con estas charlas en Magisterio «se economizan recursos», al trabajar con cientos de profesores en apenas unos días, y a la vez se trabaja con personas que se inician en la edad adulta. La intención ahora es ampliar estas charlas e «ir a todas las facultades donde los estudiantes puedan terminar trabajando en el ámbito docente».

Los delegados de Participación Ciudadana de la Policía Nacional, Francisco Chacón y Pilar Chacón, impartieron esta última charla en la que se habló de ciberacoso y tecno adicción. La base sobre la que trabajan es recordar que no hay que confiar en internet y que todo lo que se publica, aunque se borre, perdura en los servidores, lo que puede afectarles en su trabajo futuro y también amplificar lo que haya pasado a sus estudiantes.

Óscar Jerez, profesor de Didáctica en la Geografía, explicó que estas charlas son «una tradición» de la facultad y recordó que son claves para la formación de los futuros maestros. «De forma tradicional, desde hace ocho o diez años, en noviembre se da esta charla a todos los grupos de Infantil y Primaria, que son unos 300 estudiantes, y reciben una formación que no está en su plan de estudios».  

Enseñar ciberseguridad a los que enseñaránEnseñar ciberseguridad a los que enseñarán - Foto: Rueda Villaverde

«Lo que hacemos es darles nociones de lo que tienen que impartir ellos a los chavales, qué se pueden encontrar y cuál es la temática que se va a dar», siempre trabajando desde un punto de vista policial. Se habla de drogas, sexting y grooming y la incidencia actual de estos delitos. «La idea es que los profesores como docentes vean a la policía como una figura cercana» y que ellos trabajen en «la prevención». Hay que tener en cuenta  que para que los profesores llamen a la Policía deben saber identificar lo que está ocurriendo.

Este trabajo con los profesores está «funcionando muy bien», aunque los policías recuerdan que la clave sigue estando en el alumno observador, el que ve un hecho, pero no participa, y lo comunica al profesor o jefe de estudios. Como muestra, el caso de un instituto en la provincia donde se puso en marcha todo este protocolo recientemente.  Unos estudiantes suplantaron la cuenta de Instagram de una chica y con ella contactaron con uno de los chicos del centro. Mediante mensajes consiguieron que el chico enviara algo de contenido sexual a través de la red social. Esas fotos se empezaron a difundir por el instituto a la mañana siguiente, dando la casualidad de que un estudiante dio la alerta. En ese momento se paró la difusión del contenido, solo llegó a dos o tres personas, y se salvó rápidamente una situación complicada. «Si se hubiera dejado pasar la mañana, hubiera estado en toda Ciudad Real el mensaje». Por este motivo es clave generar esa doble confianza del estudiante con el profesor y del profesor con la Policía, así como que los profesores no vean estos hechos como algo lejano, que no ocurre  en su centro educativo. 
 

Más fotos:

Enseñar ciberseguridad a los que enseñarán
Enseñar ciberseguridad a los que enseñarán - Foto: Rueda Villaverde
Enseñar ciberseguridad a los que enseñarán
Enseñar ciberseguridad a los que enseñarán - Foto: Rueda Villaverde
Enseñar ciberseguridad a los que enseñarán
Enseñar ciberseguridad a los que enseñarán - Foto: Rueda Villaverde