Prueba de fiabilidad para el Villarrubia

La Tribuna
-

El equipo de Javi Sánchez quiere prolongar su buena dinámica ante el San Fernando (18 horas)

Imagen del partido disputado en el Nuevo Campo ante el Cádiz B. - Foto: Tomás Fernández de Moya

El Villarrubia regresa esta tarde (18 horas) al Nuevo Campo con el ánimo de dar otro paso en su camino hacia la permanencia en su choque ante el San Fernando. Los de Javi Sánchez se encuentran en el mejor momento de la temporada tras vencer en tres de los cuatro últimos partidos como local y haber encadenado cuatro jornadas sin perder, lo que le ha permitido escapar de la zona roja de la tabla. 
Ahora bien, una categoría tan exigente como la Segunda División B no da tregua y al Villarrubia se le presenta un examen muy complicado frente al equipo gaditano, que es sexto a seis puntos de las posiciones de play off de ascenso.
Los últimos resultados invitan al optimismo en el conjunto villarrubiero, con el que ya no están Arroyo y Pablo Jiménez, a los que se les concedió la baja. El que sí podrá debutar es Álex Jiménez, defensa central que llegaba esta semana procedente del Mérida. Además, Fran Cortés regresa a la convocatoria tras la grave lesión sufrida a finales de noviembre en el choque ante el Cartagena. 
«Queremos que continúe la racha para después afrontar el mes de febrero, en el que nos jugaremos gran parte de la temporada ante rivales directos», explicó Javi Sánchez, entrenador del Villarrubia.
«Estamos en un buen momento, compitiendo bien, y obteniendo buenos resultados», continuó Sánchez, que  advirtió de la eficacia del San Fernando, un conjunto que recupera para este choque a Pedro Ríos, Moisés y Antonio Oca. Raúl Palma será duda hasta última hora, aunque tendrá difícil jugar.
El conjunto que dirige Tito García Sanjuán se está mostrando bastante irregular y sólo ha ganado un partido de los últimos ocho, aunque fuera no pierde desde el 27 de octubre.
PABLO CAUSA BAJA. Por otro lado, el Villarrubia hizo oficial ayer la baja de Pablo Jiménez. El futbolista talaverano apenas contaba para el técnico y esta campaña había disputado cinco partidos, anotando un gol. Llegó al Villarrubia al inicio de la campaña 2017-18 procedente del Talavera y la pasada temporada contribuyó al ascenso del equipo a Segunda B. Su destino será el Illescas.
«Han sido tres años muy bonitos, pero creo que era el momento de irme, aunque me da mucha pena. No veo que vaya a tener oportunidades y ahora prefiero centrarme en mis estudios de periodismo», explicó Pablo Jiménez, que concluirá la temporada en el Illescas, conjunto del Grupo XVIII de Tercera.
Tras las bajas de Arroyo y Pablo y la llegada de Álex Jiménez, no se descartan más refuerzos en el Villarrubia. «Seguimos buscando un jugador de ataque, pero hay que tener paciencia para acertar», indicó Javi Sánchez.