scorecardresearch

Carlos Lillo será el pandorgo 2022

M. E.
-

La asamblea de la Hermandad de Pandorgos ha elegido a este abogado de 41 años, a propuesta de la Agrupación Musical Santo Tomás de Villanueva, para que sea el embajador de la fiesta grande de Ciudad Real

Benito Puebla impone el pañuelo de yerbas a Carlos Lillo, nuevo Pandorgo 2022. - Foto: Tomás Fernández de Moya

La asamblea de la Hermandad de Pandorgos de Ciudad Real, reunida esta tarde, ha acordado proponer a Carlos Lillo Talavera (9 de marzo de 1981, Ciudad Real) como candidato a pandorgo 2022, a propuesta de la Agrupación Musical Santo Tomás de Villanueva, en el año que celebra los 20 años de su fundación. Se trata de un abogado de 41 años, cuya proclamación se efectuará, en un acto público, el día 31 de julio con ocasión de la celebración de la Pandorga, fiesta de la que será su gran embajador.

Según el acta de la asamblea de la Hermandad, Carlos Lillo ha sido elegido como candidato a pandorgo 2022 por ser "un enamorado absoluto de las tradiciones y costumbres de la ciudad, de las que es un gran conocedor y en las que siempre ha estado muy involucrado, disfrutándolas, viviéndolas y expandiéndolas". De hecho, es miembro de varias hermandades de Semana Santa y cofradías de la capital, actuando de costalero y en el cuerpo de capataces, y ha formado parte de la comisión permanente de la Asociación de Cofradías de Ciudad Real. Además, es hermano de la Ilustre Hermandad de Nuestra Señora del Prado, patrona de Ciudad Real.

Carlos Lillo recibía este nombramiento "con alegría y con una ilusión muy grande", significando para él "un orgullo y un privilegio estar rodeado de estos hombres guardianes de la tradición".

Carlos Lillo (centro), durante el acto de su elección como pandorgo 2022.Carlos Lillo (centro), durante el acto de su elección como pandorgo 2022. - Foto: Tomás Fernández de Moya

El nuevo pandorgo afronta este año con el deseo de que sea el del "gran empujón" para que la fiesta de la Pandorga sea declarada de Interés Turístico Nacional, además de mantener el actual valor de una fiesta que es "por y para la Virgen del Prado".

Tras la asamblea de la Hermandad, recibía el tradicional pañuelo de yerbas de la mano del pandorgo saliente, Benito Puebla, que le aconsejaba que "disfrute, viva y sienta un año que tiene por delante que es precioso, porque ser embajador de la fiesta más grande que tenemos en Ciudad Real es algo maravilloso".

Carlos Lillo era aclamado como nuevo pandorgo entre vivas a la Virgen del Prado y a la fiesta de la Pandorga, y con un brindis entre los hermanos presentes.

ARCHIVADO EN: Pandorgo