Teledetección para acotar lugares de la batalla de Montiel

A. Criado
-

La segunda fase de excavaciones de 2019 en el conjunto arqueológico del castillo de La Estrella se llevará a cabo en septiembre con 12 estudiantes universitarios.

Teledetección para acotar lugares de la batalla de Montiel

Un total de 12 alumnos de las universidades de Castilla-La Mancha, País Vasco, Zaragoza, Sevilla, Autónoma de Madrid y Sapienza de Roma participarán en septiembre en la segunda fase de excavaciones de 2019 en el conjunto arqueológico del castillo de La Estrella. La primera, realizada entre el 8 y el 20 de julio, gracias a la ayuda del Ayuntamiento de Montiel, se centró en la excavación de un basurero localizado en el interior del castillo.
Según explica a La Tribuna Jesús Molero, profesor de Historia Medieval de la UCLM e investigador principal de este proyecto, que cuenta también con el respaldo económico de la Junta de Comunidades, en este segunda fase se llevará a cabo una campaña de prospección arqueológica de superficie, exploración geofísica con georradar y teledetección, con el objetivo de «continuar con la investigación sobre los escenarios y restos arqueológicos relacionados con la batalla de Montiel (1369), uno de los acontecimientos más importantes de la historia de España donde se puso fin a la guerra entre el rey Pedro I y su hermanastro Enrique de Trastámara, cambiando la dinastía reinante en Castilla».
El equipo que dirige el profesor Molero pretende estudiar la batalla desde una perspectiva arqueológica para «intentar reconstruir el itinerario de las tropas, situando con precisión el campo de batalla propiamente dicho, identificando las obras efímeras del asedio al castillo, como la barrera o foso y el campamento de Enrique II), y las huellas de la batalla que pudieran existir dentro del castillo y la villa de Montiel». En este sentido, los materiales arqueológicos, fundamentalmente armas (puntas de flecha, bolaños, virotes de ballesta…), cobran singular protagonismo, así como el estudio de los enterramientos con huellas de violencia que pudieran tener que ver con el hecho de armas. «Esperemos este año tener suerte con los trabajos de teledetección y prospección para localizar dichos restos y acotar de forma precisa el campo de batalla y sus escenarios», apunta Jesús Molero para explicar que la siguiente fase sería la musealización de dichos restos y espacios.
Las excavaciones se centrarán en la zona de la puerta principal de acceso al castillo, la llamada puerta de Hierro, y sus defensas asociadas. Se trata de un complejo formado por una torre puerta, un sistema de acceso en rampa escalonada y en recodo que se ve acompañado por un antemuro, la muralla principal del castillo y varias torres de flanqueo, de forma que hacen del lugar un sitio prácticamente inexpugnable.
Respecto a la primera fase de las excavaciones, el profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha destaca la «multitud» de materiales arqueológicos «sumamente interesantes» localizados en el basurero: restos de cerámica, apliques metálicos, huesos y restos de alimentación, vidrio, etc. «Con ellos llenaremos un vacío en la historia de la vida cotidiana de los habitantes de la fortaleza, sobre todo de la época más tardía (siglos XI-XVI), muy cerca ya de la fase de abandono de la fortaleza», apostilla.
En relación al castillo, Molero afirma que «sigue deparando muchas sorpresas». Destaca la imponente torre del homenaje, «totalmente oculta hasta fecha reciente bajo toneladas de tierra y escombros»; la puerta de Hierro, «estructura defensiva original que daba acceso al castillo y que se está recuperando en estos mismos momentos», y la iglesia de Nuestra Señora de La Estrella, «totalmente desconocida». También las miles de piezas y materiales arqueológicos recuperados y en proceso de estudio que «nos hablan de un pasado muy rico y de una época de la que desconocíamos prácticamente todo». «Todavía queda mucho por descubrir, pero hay que ser cautos y no excavar más allá de lo que podamos consolidar y preservar para las generaciones futuras», sentencia.
 


Las más vistas

Provincia

Una fuga de gas deja dos intoxicados en Picón

Los afectados son un varón de 75 años de edad, que se encuentra en estado estable en la UCI del Hospital General de Ciudad Real, y una mujer sin identificar que fue atendida en 'in situ' y de la que se desconoce su estado