Reducen en un 86% la demora de ingresos desde Urgencias

La Tribuna
-
Reducen en un 86% la demora de ingresos desde Urgencias

El Hospital de Alcázar de San Juan ha reducido en un 86% la demora en el ingreso desde el Servicio de Urgencias, convirtiéndose en el centro hospitalario de la región que mayor descenso presenta en este indicador

El Hospital General La Mancha Centro de Alcázar de San Juan, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha reducido en un 86% la demora en el ingreso desde el Servicio de Urgencias, convirtiéndose en el centro hospitalario de la región que mayor descenso presenta en este indicador. Así lo dio a conocer el coordinador de la Red de Expertos y Profesionales de Urgencias y Emergencias de Castilla-La Mancha, Santiago Cortés Bermejo, en una sesión clínica celebrada en el centro hospitalario alcazareño, en la que estuvo acompañado por Pilar Carrasco, especialista en economía de la salud del grupo y el coordinador adjunto de la Red, el doctor Ricardo Juárez. Por otra parte, Santiago Cortes indicó que a lo largo de esta legislatura se ha conseguido disminuir casi en su totalidad el número de pacientes pendientes de ingreso a las ocho de la mañana en este centro hospitalario, algo a lo que ha contribuido de manera importante un «pionero» programa de predicción de necesidad de camas diseñado en esta Gerencia de Atención Integrada. Se trata de un programa que, mediante herramientas estadísticas, permite predecir con gran exactitud el número de camas necesarias para evitar que las Urgencias lleguen a saturarse. «Es un sistema tan eficaz que, gracias al trabajo en red, ya se está exportando a otros hospitales de la región y que será presentado en el Congreso Nacional de Urgencias», recalcó Cortés. Todos estos datos evidencian, según el coordinador de la Red, que la puesta en marcha del ‘Plan Dignifica’ de Urgencias, una de las primeras medidas adoptadas por el Gobierno de Emiliano García-Page al inicio de la legislatura, ha permitido reducir tiempos de demora para ingresar en planta, garantizar una respuesta inmediata ante situaciones de alta frecuentación por picos de mayor presión asistencial y activar medidas que están permitiendo recuperar la dignidad e intimidad del paciente que acude al Servicio de Urgencias. En ese sentido, Cortés destacó que gracias a las medidas implantadas desde junio de 2015, los indicadores muestran que en la región se ha reducido la demora en el ingreso desde el Servicio de Urgencias en un 66%, situándose en tres horas y media, casi cuatro menos que al inicio de la legislatura; que el tiempo medio de permanencia de los pacientes en Urgencias ha disminuido un 51%; y que a las ocho de la mañana hay un 53% menos de pacientes pendientes de ingreso que hace cuatro años.