scorecardresearch

Los robos en el campo caen un 73% con los equipos ROCA

Pilar Muñoz
-

Aunque se ha registrado una disminución gradual, desde la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos indican que siguen perpetrándose 25 al día

Imagen de archivo de dos agentes del equipo Roca de Ciudad Real. - Foto: Rueda Villaverde

Ciudad Real es la segunda provincia de Castilla-La Mancha donde más robos se cometen en explotaciones agrarias y ganaderas, seguida de Toledo. Desde que entraron en escena los agentes del equipo ROCA de la Guardia Civil para combatir los robos en el campo, se han reducido de forma notoria. De 2013 a 2021 han caído un 73% al pasar de 968 a 262, según los últimos datos del Ministerio del Interior a los que ha tenido acceso La Tribuna.

Los hurtos y robos en explotaciones agrícolas y ganaderas en los últimos años han sido a la baja, registrándose una disminución gradual de año en año. La mayor caída se produjo en 2016 respecto al año anterior, con 271 denuncias menos por robos en el campo, de 699 se pasó a 428. En 2018 hubo 378 y 340 en 2019. En 2020, con tres meses de confinamiento de la gente en sus fincas por la pandemia, se perpetraron 270 robos, según las denuncias presentadas. Al año siguiente fueron 262, ocho menos.

En hechos esclarecidos, Ciudad Real perdió en el último año el liderazgo que ostentaba en la región, pasando a ocupar el segundo puesto detrás de Toledo. Desde la entrada en funcionamiento de los equipos Roca, Ciudad Real ha sido la provincia de Castilla-La Mancha que más casos de robos en el campo esclarecía, alcanzándose la mayor cifra en 2015 con el 30%. En el último año, sólo se han resuelto el 15% de los robos denunciados.

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha tenido acceso a los datos relativos a robos en el campo y, según indica, ha podido constatar que se siguen produciendo 25 al día. Durante 2021 se produjeron 9.230 sustracciones en todo el territorio nacional, suponiendo un aumento del 3% respecto al año precedente. La organización agraria considera que, a pesar de que la cifra ha seguido en los últimos años una tendencia a la baja, el dato sigue siendo bastante alto. «No se trata del hecho del robo en sí, sino de los daños que causan y de la interrupción en muchos casos del ciclo productivo, con las consecuencias que tiene de cara a la explotación familiar que vive de ello». Llegado a este punto, señalan que «no conviene olvidarse de muchas más sustracciones que se habrán producido y no han sido denunciadas».

Las comunidades autónomas donde se produjeron mayor número de robos fueron Andalucía, a la cabeza del ranking, con 2.982 robos, destacando especialmente la provincia de Sevilla, con 672, y Jaén, con 521. Le siguen la Comunidad Valenciana con 1.172 y Castilla -La Mancha con 888. Toledo registró el mayor número de denuncias por robos en el campo con 300, seguida de Ciudad Real con 262.

Unión de Uniones pide que se aumenten los recursos para evitar que se sigan produciendo tantos robos y pide también que se aumente el número de agentes de los Grupos Roca que habrían disminuido respecto a 2019.